Subir el salario mínimo por convenio a 1.000 euros conllevará alzas de hasta un 38%

Un albañil, durante su jornada de trabajo. / Sergio Espinosa

Este acuerdo alcanzado en el nuevo pacto salarial puede afectar a más de 2,2 millones de trabajadores, la mayor parte mujeres y jóvenes

Lucía Palacios
LUCÍA PALACIOSMadrid

Los salarios pueden comenzar a despegar tras unos años duros marcados por la crisis, algo que se reflejó en los bolsillos de los españoles. A partir de este año y hasta 2020, si todo sigue su curso, los ingresos de los trabajadores subirán con carácter general entre un 2% y un 3%, tal y como se ha pactado en el nuevo Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC) que ayer fue respaldado por el consejo confederal de CC OO de forma mayoritaria, con 117 votos a favor y ocho abstenciones.

Pero el incremento salarial será bastante mayor para los empleados con remuneraciones más bajas, los que más sufrieron la devaluación, y habrá quien se beneficie de un alza de hasta un 38% para poder cumplir con una de las recomendaciones 'estrella' que hace el IV AENC: fijar un salario mínimo por convenio de 1.000 euros al mes repartidos en 14 pagas, algo para lo que se ha dado de plazo hasta 2020.

Esta medida puede afectar a más de 2,2 millones de trabajadores, aquellos que tienen unos sueldos inferiores a 14.000 euros brutos al año, según los cálculos que maneja CC OO basados en los datos de la Encuesta de Población Activa. La mayor parte de los potenciales beneficiarios serán jóvenes y mujeres pertenecientes a los sectores más precarizados, tal y como resaltaron desde la organización.

«Tiene un sesgo clarísimo de edad y género», explicó el líder de este sindicato, Unai Sordo, que precisó que «afecta -o debería afectar- al conjunto de la clase trabajadora, pero en mayor medida a jóvenes y mujeres».

De esta manera, para llegar a un sueldo mensual de 1.000 euros la subida media oscilará entre un 12% y un 20% en la gran mayoría de convenios, según recoge el estudio realizado por CC OO. Sin embargo, habrá casos, como por ejemplo en el convenio de centros y servicios de atención a personas con discapacidad, en los que conllevará incrementos de hasta un 38%, puesto que el salario mínimo en este sector se sitúa en los 10.017 euros anuales.

La mayor parte de los más de 2,2 millones de posibles afectados por estas subidas pertenecen al sector del comercio, que aglutina a dos de cada diez beneficiarios, seguido de la agricultura (que comprende un 11,9% del total), la hostelería (11,7%), la agricultura (11,9%) y la industria manufacturera (8,5%).

Por el contrario, habrá otros muchos grandes convenios a los que no les influya -en los que se incluyen más de cinco millones de asalariados-, puesto que ya tienen salarios mínimos superiores a esa cantidad, como puede ser el convenio de los grandes almacenes, el de la banca y cajas o el de la construcción, entre otros.

Cambio en la reforma laboral

Sordo descartó que estas fuertes subidas que implicará en muchos casos llegar a salarios de 1.000 euros pueda ralentizar la creación de empleo o incluso destruirlo. Es más, su tesis se basa en que servirá para poner fin a esas empresas que crean bajo valor a costa de la devaluación salarial, «beneficiándose de unos costes laborales inasumibles» y dar un impulso a otras que sí ofrece calidad y mejoran el tejido productivo. «Los hoteles van a seguir limpiando las habitaciones, pero la cuestión es cuánto van a pagar por hacerlo», apuntó.

Pese a todo, el líder de CC OO quiso dejar claro que el nuevo acuerdo «per se no resuelve los problemas» si no va acompañado de una acción sindical dirigida a «fortalecer la negociación de los convenios en los próximos dos años y medio». Y, en este sentido, advirtió al nuevo Gobierno de que no admitirán que solo cambie la reforma laboral con los cambios pactados con la patronal, sino que le incitó a ir más allá y buscar las mayorías suficientes para modificar los aspectos más lesivos de esta norma. «O hay reparto o habrá conflicto», amenazó.

 

Fotos

Vídeos