El Ibex-35 recupera los 9.000 con el impulso de la banca

Una pantalla en la sede del Ibex. /EFE
Una pantalla en la sede del Ibex. / EFE

Banco Sabadell fue el valor más rentable de la sesión, con una subida del 4,36%. Cellnex fue el peor, con un recorte del 3,72%

CRISTINA VALLEJO

A la tercera fue la vencida y el Ibex-35, en su tercer día de asedio a los 9.000, consiguió alcanzarlos. Al cierre, el selectivo se anotó un 0,23%, para dar un último cambio en los 9.010,6 puntos. El índice no veía los 9.000 puntos desde el 1 de agosto. 

Aunque los índices del Viejo Continente en términos generales no mostraron mucha fuerza, tuvieron la suficiente para poder escalar posiciones. O, al menos, algunos de ellos. Porque el Cac 40 francés cerró a la baja, con un recorte del 0,27%, mientras que el PSI-20 de Lisboa se dejó un 0,05%. El mejor fue el Dax alemán, con una subida del 0,28%, mientras que el Ftse Mib de Milán ganó un 0,19%. 

Las subidas de los mercados que subieron fueron posibles gracias a que los datos económicos que se conocieron en la zona euro fueron positivos. O, al menos, menos negativos de lo esperado por el consenso de analistas. Así, para empezar, el índice de confianza del inversor en la zona euro, el Sentix, mejoró desde los -13,7 puntos hasta los -11,1, cuando los expertos esperaban que se colocara en los -13,4. Y, mientras, en Alemania, la balanza comercial tuvo en julio un mayor superávit del previsto, gracias a que las exportaciones, frente a la caída esperada del 0,5% crecieron un 0,7%, al tiempo que las importaciones se redujeron un 1,5%, frente al retroceso del 0,3% previsto. 

De acuerdo con una encuesta de Bloomberg entre economistas, la probabilidad de que Alemania sufra una recesión en los próximos doce meses es de un 35%. Prevén que el PIB del tercer trimestre se haya mantenido estable, frente a la anterior encuesta en que anticipaban un crecimiento del 0,2%, y que en el cuarto la expansión sea de un 0,1%. De cumplirse estas previsiones, la economía alemana esquivaría la recesión técnica, después de contraerse un 0,2% en el segundo trimestre del año. 

Es posible que estos datos hagan pensar que se reduce la probabilidad de una respuesta gruesa del Banco Central Europeo en la reunión que celebra esta semana, en concreto el próximo jueves, 12 de septiembre. De hecho, las rentabilidades de los bonos se movieron al alza. El interés del título alemán a diez años pasó del -0,64% hasta el -0,59%. El de su comparable español pasó del 0,17% al 0,22%; y la del italiano, del 0,88% al 0,95%.

Los bonos ayudan a los bancos

La clave de la conquista de los 9.000 puntos por parte del Ibex-35 vino de la mano, precisamente, de la subida de los intereses de los bonos. Porque la banca le sacó mucho partido. Así, el Sabadell fue el valor más rentable del día, con una revalorización del 4,36%. CaixaBank, por su parte, se anotó más de un 3%. Bankia ganó cerca de ese porcentaje. Y Santander y BBVA, alrededor de un 2,5%. 

Además, a las entidades financieras se sumaron algunos de los valores más cíclicos, como Meliá, que se anotó un 3,48%, o como ArcelorMittal, que avanzó un 3,04%. Cie Automotive también ganó más de dos puntos porcentuales. 

Entre los «blue chips», cerraron al alza Repsol (1,95%), Telefónica (1,19%) e Inditex (0,49%). 

En rojo, dominaron valores defensivos, como Cellnex, que bajó un 3,72%, mientras que Grifols e Iberdrola bajaron más de dos puntos porcentuales. Más de un 1% retrocedieron nombres como Aena, Naturgy, Amadeus o Red Eléctrica. 

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, Lar España fue el valor más rentable, con una subida del 10,29%. 

Buenas cifras en el Reino Unido y en Estados Unidos

También subió la rentabilidad del bono británico a diez años, que pasó del 0,50% al 0,59%. Y ello porque los datos macro del Reino Unido superaron las expectativas: tanto el PIB, que ahora se publica mensualmente, como la producción industrial o las referencias del sector servicios se colocaron por encima de lo previsto por los expertos. Ello provocó que la libra esterlina se apreciara. Y, por ello, el Ftse 100 británico fue el peor índice europeo, con un recorte de alrededor de un 0,75%. Además, se espera que el primer ministro, Boris Johnson, vuelva a perder esta tarde una votación para convocar elecciones antes de que sea efectivo el cierre del Parlamento de Londres, que no se reabrirá hasta el 14 de octubre. 

Junto al de los títulos europeos, también subió el rendimiento de los bonos americanos a diez años: pasaron del 1,56% al 1,62%. Y eso que el viernes pasado el presidente de la Reserva Federal norteamericana, Jerome Powell, volvió a dejar la puerta abierta a próximas bajadas de los tipos de interés. Pero es que quizás a este movimiento, como al de las subidas bursátiles en Wall Street, contribuyó que el secretario estadounidense del Tesoro, Steven Mnuchin, afirmara que Estados Unidos y China han hecho muchos progresos en sus conversaciones comerciales.

El euro ganó posiciones frente al billete verde. La moneda comunitaria ascendió un 0,3%, hasta colocarse en el nivel de 1,106 unidades. 

En el mercado de materias primas, el precio de la onza de oro cayó un 0,38% y se veía obligado a defender la cota de los 1.500 dólares. 

Mientras, el precio del oro registraba su cuarta sesión consecutiva de ascensos. El barril de Brent, de referencia en Europa, avanzaba un 1,85%, hasta los 62,7 dólares.