Un exresponsable de seguridad de BBVA dio datos bancarios para la red de Villarejo

El juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón, quien investiga la trama del comisario jubilado José Manuel Villarejo. /EFE
El juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón, quien investiga la trama del comisario jubilado José Manuel Villarejo. / EFE

Alega ante el juez que suponía que la información se le pedía con fines policiales y para investigaciones oficiales, pues desconocía que se sacara un provecho particular con ellos

José Antonio Bravo
JOSÉ ANTONIO BRAVOMadrid

El rompecabezas judicial montado sobre la trama de presunta corrupción policial y espionajes que lideraría, en apariencia, el comisario jubilado José Manuel Villarejo, confirmó este otro nexo con BBVA, aunque a priori no tendría relación con la pieza donde se investiga penalmente al banco -cuyo representante legal deberá declarar como investigado el próximo día 24-. Uno de sus exresponsables de Seguridad reconoció en la Audiencia Nacional que facilitó datos bancarios sobre diferentes personas y empresas, pero sin saber que eran para el provecho particular de los miembros de la red.

César Bilbao, que dirigía la seguridad bancaria y prevención del fraude en las filiales de la entidad en Latinoamérica y dependía de Julio Corrochano, entonces jefe de Seguridad de BBVA y antes comisario general de Policía Judicial, declaró ante el juez Manuel García-Castellón en relación a la posible comisión de delitos de descubrimiento y revelación de secretos, así como cohecho. Ante él sostuvo, según fuentes jurídicas, que desconocía que esa información fuera finalmente a parar a Villarejo y su entorno.

Según su versión, pensaba que se trataba de peticiones ordinarias de datos con fines policiales y para investigaciones oficiales, nada que ver con negocios privados. Reconoció, sin embargo, que las peticiones las tramitaba en ocasiones –no pudo precisar cuántas– sin el preceptivo paso por el departamento jurídico del banco, alegando que tenían «exceso de trabajo». Normalmente se le solicitaba la información bancaria por escrito, aunque «a veces era incluso por teléfono».

Espionaje a abogados

Su interlocutor era el inspector jefe Constancio Riaño, a quien desde la Fiscalía se ve un ´topo' de Villarejo en la Comisaría General de Información. Según fuentes de la investigación, hay diversos correos que muestran un tráfico fluido de datos entre él y Bilbao, sin intermediario alguno.

Parte de los mismos fueron utilizados por la red del comisario jubilado para espiar a un despacho de abogados por encargo, a priori, del bufete Herrero y Asociados. En cualquier caso, los investigadores sostienen que el contacto directo de Villarejo en BBVA era Corrochano, del que era amigo desde su etapa policial.

Este jueves también declaró el inspector de Hacienda Antonio Chaparro, investigado por facilitar datos fiscales de contribuyentes a la red de Villarejo. Dijo no recordar haberlo hecho y apuntó como hipótesis que alguien hubiera usado las claves de su ordenador, al aprovechar que no estaba en su despacho de la Agencia Tributaria.