«La afición de verdad a la vela me llegó a los 40»

José María Meseguer, ayer, con los trofeos logrados en Palma. / alfonso durán / agm
José María Meseguer, ayer, con los trofeos logrados en Palma. / alfonso durán / agm

José María Meseguer Patrón del 'Pez de Abril'«Mi padre tenía una lancha y navegaba por el Mar Menor; con el tiempo me picó la curiosidad y me inicié en este mundo», dice el campeón de la Copa del Rey en swan 42

FERNANDO PERALS

murcia. José María Meseguer (10 de septiembre de 1963) es el patrón de la embarcación del Club Náutico de Portmán 'Pez de Abril', reciente ganadora de la Copa del Rey de vela en la categoría swan 42. Meseguer compagina grandes títulos en regatas con su empresa Cristóbal Meseguer SA, de envasado de productos. Respaldado por su mujer y sus hijos y acompañado de una gran tripulación, celebra ya en Murcia el nuevo título conseguido en Palma de Mallorca, donde su equipo ha tenido un principal enemigo: el calor.

-¿Cuándo comenzó a liderar el barco 'Pez de Abril'?

-Soy el patrón y armador del 'Pez de Abril' desde hace solo 4 años.

«Hemos vivido unas condiciones térmicas muy duras. Hizo un calor terrible toda la semana»

-¿Cómo empezó la historia de esta embarcación?

-Todo comenzó como el resultado de una evolución a mi trayectoria. Los inicios fueron con un crucero familiar en el que navegaba por las islas y poco a poco fue todo desarrollándose a algo más serio. El siguiente paso fue con un crucero llamado 'Tronko', con el que hicimos una regata oceánica y tuvimos que equiparlo con generador, potabilizadora y demás equipos pesados para regatas barlovento-sotavento. Continuamos creciendo y posteriormente llegó el 'Pez de Abril'.

-¿De dónde le viene la afición por el deporte de la vela?

-Mi afición por este deporte es bastante tardía. Mi padre tenía una lancha con la que navegaba por el Mar Menor cuando yo tenía 15 años. Con el tiempo me picó la curiosidad, hice un curso de vela ligera y me inicié en este mundo cuando tenía 40 años.

-¿Hay alguna persona que considere clave para su adaptación a este deporte marítimo?

-Sí, por supuesto, y no solo una. Empecé por motivación personal. Una de las personas que más me ha ayudado en este deporte ha sido Carlos Sabatel. Me inició en esto y es de quien más he aprendido a lo largo de los años. Gracias a él también, y junto a él, he podido conseguir varios éxitos como la Copa del Rey.

-¿A qué se dedica?

-Tengo una empresa que es fabricante de maquinaria de envasado que se llama Cristóbal Meseguer SA. Facturamos el 30% dentro del territorio nacional y el 70% en el centro de Europa y Estados Unidos. Además, es uno de los patrocinadores de nuestro grupo.

-¿Cómo es José María Meseguer cuando se baja del barco?

-Soy el mismo tanto dentro como fuera del barco. Soy una persona muy normal. Me considero un hombre que es amigo de sus amigos y que se lo pasa muy bien trabajando y haciendo cualquier otra cosa fuera de lo profesional.

-¿Qué papel juega su familia en su labor en la vela? ¿Le inculca a sus hijos la afición por este deporte?

-Juega el papel de sufridor. Como en todos los deportes exigentes de competición, a las familias se les quita mucho tiempo. Cuando te marchas a largas travesías, además de un gran equipo dentro del barco, necesitas un gran respaldo y eso me lo da mi familia. Mis hijos y mi mujer han tomado el papel de sufridores. Alguna recompensa también tendrán, por ejemplo cuando llego a casa con la Copa del Rey. A mis tres hijos les inculco la afición por el deporte en general pero no por la vela en particular. Les gusta la vela pero tampoco les apasiona. A su padre, la verdadera afición le llegó a los 40 años, así que tienen tiempo.

-Campeón en la Copa del Rey en Palma por segundo año consecutivo. ¿Cómo valora este triunfo? ¿Entraba en los planes del equipo?

-Sí, estaba dentro de los objetivos del equipo. Cuando llegas a Palma de Mallorca defendiendo el título tienes que intentar revalidarlo. Ha sido una regata compleja con rivales muy fuertes y en la que hemos necesitado esa pizca de suerte para que todo saliera bien. Desde el principio salimos a por todas.

-Imagino que la semana de competición habrá sido muy dura.

-Así es. En Palma de Mallorca lo normal es que haya un viento de 14-15 nudos. Este año ha sido mucho menor y hemos vivido unas condiciones térmicas terribles. Hemos pasado mucho calor. El cuidado en cuanto a la hidratación y a la alimentación ha sido muy importante.

El triunfo «más difícil»

-La victoria ha sido en la última jornada, remontando, y por un punto de diferencia con el segundo barco. ¿Sabe mejor el triunfo así?¿Es el más difícil hasta ahora?

-Sin duda. Ha sido el triunfo más difícil conseguido hasta ahora. Sobre todo por lo dura que ha sido la semana. El último día salimos en desventaja y llevamos a cabo un planteamiento serio. También tuvimos esa suerte que hace falta y supimos aprovechar los errores de nuestros rivales. Hicimos una salida magnífica que nos sirvió de mucho. Fue un final apretado y emocionante.

-¿Cómo es la preparación del barco de Portmán durante el año? Las grandes regatas requerirán un entrenamiento especial.

-Entrenamos durante todo el año. Salimos a navegar un fin de semana al mes. En invierno es cuando más intensa es la preparación. Como todos los deportes exigentes, es cuestión de trabajo, entrenamiento y competición. La temporada de regatas comienza en mayo con la de PalmaVela. Luego hemos competido en citas locales importantes como la de la Copa de la Reina y Alicante.

-¿Qué objetivos tiene en el horizonte por cumplir?

-A corto plazo nos centramos en el Campeonato de Europa de Cerdeña, la Rolex Swan Cup, que es del 9 al 16 de septiembre. Después volveremos a Murcia para empezar de nuevo los entrenamientos para prepararnos para la temporada que viene en la que nos fijamos como meta principal revalidar el título.