Natación

El nadador cartagenero Alberto Martínez, a Tokio 2020

Alberto Martínez junto a su entrenador, Fred Vergnoux./RFEN
Alberto Martínez junto a su entrenador, Fred Vergnoux. / RFEN

Declara que llevaba tres años «soñando con este momento» tras entrar en octavo lugar en la final de 10 kilómetros en aguas abiertas disputada como parte del mundial de Gwangju

RUBÉN SERRANO / EFE

La noticia ha saltado esta madrugada a más de 10.000 kilómetros de su tierra. El nadador cartagenero Alberto Martínez ha hecho historia en la natación local y se ha clasificado para las Olimpiadas de Tokio 2020, al entrar en octavo lugar en la prueba final de 10 kilómetros en aguas abiertas disputada como parte del Mundial de Gwangju (Corea del Sur).

Martínez tiene 21 años, siempre ha vivido en Ciudad Jardín y salió de la cantera del CN Áncora. En la prueba, preparada desde hace meses por el cartagenero, llegó a seis segundos y medio del ganador y favorito: el alemán Florian Wellbrock, que hizo el recorrido con un tiempo de 1:47:55.90. En 2017, Martínez dejó todo en la ciudad portuaria para meterse en el Centro de Alto Rendimiento de San Cugat. Allí entrena a las órdenes del francés Fred Vergnoux, del grupo de trabajo de Mireia Belmonte.

El nadador clasificado para los Juegos Olímpicos de Tokio declaró que llevaba tres años «soñando con este momento» y su «objetivo claro» era llegar entre los diez primeros en la final de hoy. «Antes de tirarme al agua ya había vivido este momento, y sólo tenía que pelearlo duro», agregó el deportista en declaraciones ofrecidas por la Real Federación Española de Natación (RFEN).

«He renunciado a todo, a estar con mi familia y con mis amigos. Pero estoy haciendo lo que me gusta», indicó Martínez a 'La Verdad', en una entrevista publicada en febrero, meses después de lograr en el verano de 2018 la décima plaza en el Europeo. Entonces, el cartagenero ya era la esperanza española en aguas abiertas. En Corea del Sur lo ha confirmado con su presencia en Tokio. El billete mundialista de Corea del Sur lo logró el pasado mes de mayo en Francia.