España-Bosnia

Luis Enrique sigue con el casting en defensa

Kepa y Jonny, titualres ante Bosnia. /Efe
Kepa y Jonny, titualres ante Bosnia. / Efe

El seleccionador probó ante Bosnia con una zaga inédita que sumaba 5 internacionalidades entre Jonny, Diego Llorente y Gayà, y con un debutante como Mario Hermoso

Javier Varela
JAVIER VARELAMadrid

Luis Enrique sigue buscando la tecla que le haga encontrar la melodía perfecta en la defensa de la selección española. Ante Bosnia era una amistoso y, como tal, idóneo para hacer pruebas y más después del bajón que supuso saberse fuera de la 'final four' de la Liga de Naciones horas antes de comenzar el partido. El técnico asturiano lo demostró con un once en el que sólo Isco y Ceballos repetían de la derrota en Croacia y en la que la línea defensiva se llevaba la palma en cuanto a novedades. El seleccionador apostó por Jonny Otto y José Luis Gayà en los laterales y Diego Llorente, Mario Hermoso en el centro de la zaga. Una defensa inédita, con sólo cinco internacionalidades entre los cuatro y con un debutante en La Roja.

Sergio Ramos, fijo en el equipo, sigue a la espera de tres compañeros en la zaga y en esa búsqueda han pasado por el 'casting' Dani Carvajal, Nacho, Marcos Alonso, Iñigo Martínez, Gayà, Sergi Roberto, César Azpilicueta, Raúl Albiol, Marc Bartra, Jonny y Jordi Alba, que junto con Llorente y Hermoso, lo que supone 14 defensas en seis partidos. El partido ante Bosnia tampoco sirvió para mucho ni para resolver las dudas del seleccionador, porque salvo un despiste en el primer minuto, apenas tuvieron trabajo los cuatro defensores. Sí que se pudo ver a un Jonny con vocación ofensiva, un Gayà más tímido en ataque y a un Hermoso con desparpajo para sacar el balón desde atrás con pases largos cruzados 'made in Ramos', que junto a un Diego Llorente correcto –salvo un despiste puntual-, firmaron una primera parte sin sobresaltos ni errores de bulto. También es verdad que los delanteros bosnios apenas pusieron en aprietos a la zaga española en el primer acto.

En la segunda mitad, la lesión de Jonny obligó a la entrada de Azpilicueta, que en el primer balón que tocó evitó el remate de Krunic cuando ya se cantaba el gol de Bosnia tras un buen contrataque acompañado de un desajuste defensivo de Gayà, al que Visca le cogió la espalda a la perfección. Fue el único error grave de la defensa, pero a punto estuvo de penalizarle.

Cambio en la portería

La otra gran novedad de Luis Enrique ante Bosnia estuvo en la portería. Kepa Arrizabalaga debutó como titular en la meta en lugar de David De Gea, que junto a Ramos y Saúl eran los tres únicos indiscutibles de inicio para el seleccionador. El portero del Chelsea, del que muchos se han acordado en los últimos días tras las críticas que recibió el portero del Manchester United apenas tuvo trabajo en su tercer partido como internacional.

El cambio de portero obedecía más al hecho de ser un amistoso más que a un posible cambio de opinión de Luis Enrique bajo los palos, que siempre ha apoyado a De Gea como su portero y que tras la derrota ante Croacia y en la previa ante Bosnia volvió a defender a capa y a espada. Una demostración que la titularidad de Kepa no es un cambio de opinión del seleccionador fue que hiciera debutar a Pau López en los últimos 15 minutos de partido como 'premio' tras ser el tercer portero en las cinco convocatorias del técnico asturiano.

 

Fotos

Vídeos