Liga de Naciones I Final a cuatro

Una 'Naranja' más armada que mecánica

Ronald Koeman, durante un entrenamiento de Holanda./Remko de Wall (EFE)
Ronald Koeman, durante un entrenamiento de Holanda. / Remko de Wall (EFE)

Koeman ha devuelto a Holanda a la pelea por los títulos con un equipo cimentado en la defensa Van Dijk-De Ligt que corre al contragolpe lanzado por De Jong

MIGUEL OLMEDAMadrid

El fútbol en Holanda vive en una montaña rusa permanente que quema ciclos con menos de 24 meses de caducidad. El metódico Louis van Gaal dejó la tierra quemada tras el exitoso Mundial de Brasil y ni Guus Hiddink, ni Danny Blind, ni Dick Advocaat pudieron construir en un solar que vio pasar de largo la Eurocopa de 2016 y el Mundial de 2018. Cuando se confirmó que la 'Oranje' no volaría a Rusia, Ronald Koeman aceptó el cargo de seleccionador que le habían negado cuatro años antes, y en apenas unos meses le lavó la cara al equipo que en la fase de grupos de la Liga de las Naciones pasaría por encima de los dos últimos campeones del mundo. Ahora, Holanda es favorita ante Inglaterra, Portugal y Suiza para ganar la Final Four, el que sería el segundo título de su historia... Aunque el acecho del Barcelona amenaza el futuro de Koeman.

Para entender el renacimiento de la 'Oranje' de la mano del nuevo técnico hay que fijarse en su defensa, históricamente la línea más débil de la selección. Paradojas del fútbol, el país de las zagas verbeneras puede juntar en el once a los dos centrales más caros de todos los tiempos (si De Ligt acaba dejando el Ajax por 75 millones). Holanda cimentó su clasificación para la Final Four en la pareja Van Dijk-De Ligt, que además de mantener a raya a Mbappé, Griezmann, Werner y compañía fue decisiva en el área rival: el '4' del Liverpool, candidato al Balón de Oro tras ganar la Champions, marcó el 2-2 definitivo que valió la clasificación ante Alemania y también abrió la lata en el 3-0 anterior a la 'Mannschaft'.

Aunque no sólo de sus centrales se valió Holanda para cerrar una fase de grupos con cuatro goles en contra y ocho a favor. Cillessen refrendó con actuaciones estelares su crecimiento en Barcelona, espantando los fantasmas que dejó hace una década la retirada de Van der Sar. Denzel Dumfries (PSV Eindhoven) se destapó como un fiable lateral diestro, corpulento en defensa e impetuoso en sus cabalgadas junto a la línea de cal; y el oficio, posicionamiento y calidad en el pase de Daley Blind en el otro flanco de la zaga completaron un cuarteto intocable para Koeman, con apariciones puntuales del interista Stefan de Vrij y Nathan Aké (Bournemouth).

La figura del pivote del Atalanta Marten de Roon fue ganando importancia con el paso de los partidos para el nuevo seleccionador, hasta desbancar primero a Strootman y después a Pröpper como escuderos de Frenkie de Jong. El flamante centrocampista del Barcelona es, Van Dijk aparte, el reflejo de esta 'Oranje'. Liberado por De Roon en fase ofensiva para volar y por el enérgico Wijnaldum en la presión, De Jong manejó el juego neerlandés frente a Alemania y Francia, escapando de la vigilancia de Antoine Griezmann, que acabó desquiciado con él. Sus actuaciones contra mediocampistas de la talla de Kanté o Kroos confirmaron que, tras las retiradas de Sneijder y Van der Vaart, Holanda tiene al fin un súper clase en la medular.

Un mediocampo formado por De Roon, De Jong y Wijnaldum sólo puede ser sinónimo de verticalidad, no de juego de posición, y ese es el sello de Koeman en esta selección alejada de los cánones del 'totaal-voetbal': defender y transitar para que las tres 'flechas' de arriba finalicen con espacios. Ryan Babel sigue siendo útil en su tercera juventud, el regateador Steven Bergwijn desequilibra pegado a la banda y Memphis Depay, con barra libre de confianza por parte del seleccionador, es por fin el atacante decisivo que prometía en 2014. Parte desde la posición de 'nueve', pero en la práctica tiene libertad de movimientos. Junto a De Jong, Van Dijk y Cillessen forma la columna vertebral de una 'Oranje' que busca hacer historia en Portugal, en la primera Final Four de la Liga de las Naciones de la UEFA.

Más información