Mundial Francia 2019

Histórico pase a octavos sin gol

Histórico pase a octavos sin gol

España sólo pudo empatar ante China, pero certificó su clasificación para la siguiente ronda, en la que amenaza Estados Unidos

Javier Varela
JAVIER VARELAMadrid

España sigue haciendo historia en el Mundial de Francia y disputará por primera vez los octavos de final. La selección sacó el billete para la siguiente ronda con un empate ante China, que plantó un entramado defensivo liderado por su portera Peng Shimeng que las chicas de Jorge Vilda no pudieron romper en 90 minutos. España buscó el triunfo desde el primer minuto demostrando que en su cabeza no cabía la especulación, la calculadora, y que el triunfo era la mejor manera de conseguir el pase a octavos. Lucía García y Mariona Caldentey fueron las protagonistas de las primeras dos ocasiones españolas. La jugadora del Barcelona puso un balón en profundidad a la delantera del Athletic, pero tras driblar a la portera Lucía no pudo rematar. Poco después, un centro lateral de Mariona fue rematado fuera por Lucía, tras adelantarse a Peng Shimeng. España llegaba con claridad y mandaba en el juego, pero se mostraba con la pólvora mojada. Un gran remate de Jennifer Hermoso se estrelló en Nahikari, cuando el balón se dirigía la portería.

China sabía que el empate le daba opciones de meterse en la siguiente fase como tercera de grupo y saltó al césped del Stade Océane de Le Havre con las ideas claras. Cerradita atrás, a evitar riesgos y a esperar la oportunidad en ataque. Con ese plan, España tenía complicado encontrar un hueco en la muralla plantada por el seleccionador chino Jia Xiuquan. El once de Jorge Vilda pedía que el juego fuera más vertical, profundo y rápido. Nahikari le ponía presión alta y Jennifer se movía con libertad por todo el ataque intentado descolocar las piezas de ajedrez del equipo asiático. Con Virginia Torrecilla ejerciendo de corazón y 'bombeando' balones a todas las partes del campo, España no se precipitaba y tocaba con paciencia buscando la mejor opción. La selección llegaba con claridad al área china, pero las ocasiones no llegaban y las españolas apenas terminaban jugadas.

Jennifer Hermoso, con un perfecto remate de cabeza, hizo lucirse a Peng Shimeng, que tiró de reflejos para evitar el primer gol español. Eran minutos en los que España llegaba arriba con rapidez, olvidándose del centro del campo, pero que terminaban provocando precipitación e imprecisiones. En uno de esos errores en la salida del balón, Leila Ouahabi–una de las novedades del once titular- perdió el esférico y provocó la primera llegada china. Un minuto después Irene Paredes regaló otro balón que llevó de nuevo al equipo asiático a las inmediaciones de Sandra Paños, que apenas había tocado el balón hasta entonces.

0 China

Peng Shimeng, Han Peng, Wu Haiyan, Lin Yuping, Liu Shanshan, Wang Shuang (Li Wen, min. 55), Zhang Rui, Wang Yan, Gu Yasha (Yao Wei, min. 87), Li Ying y Wang Shanshan (Yang Li, min. 46).

0 España

Sandra Paños, Marta Corredera, Irene Paredes, Mapi León, Leila Ouahabi, Virginia Torrecilla, Patri Guijarro, Jennifer Hermoso, Lucía García (Celia Jiménez, min. 86), Mariona Caldentey (Andrea Falcón, min. 46) y Nahikari García (Alexia Putellas, min. 66).

ÁRBITRA:
Edina Alves Batista (Brasil). Amonestó a Li Wen.
INCIDENCIAS:
Tercer partido de España en la fase de grupos del Mundial Francia 2019 disputado en el Stade Océane de Le Havre.

Tras el descanso Vilda apostó por Andrea Falcón –en lugar de una gris Mariona Caldentey- en un claro mensaje ofensivo a sus jugadoras para que abrieran el juego por las bandas y descolocaran la defensa china. En una gran salida -iniciada por Jennifer de tacón-, Lucía puso un balón en profundidad a Nahikari, que se plantó en el área. Podía rematar o centrar al segundo palo, donde llegaba Falcón, pero la delantera de la Real apostó por la peor opción y su remate se marchó fuera. España presionaba y llegaba cada vez con más calidad y aparecieron las ocasiones. Un balón suelto en el área lo remató a puerta Lucía, pero una defensora desvió a saque de esquina, y minutos después Patri Guijarro obligó a lucirse a la portera china cuando se celebraba el primer gol. Pasaban los minutos y el equipo empezaba a mostrar desesperación y ansiedad, síntomas conocidos en la selección española.

España presionaba mucho más arriba, pero cada pérdida de balón provocaba llegadas de las asiáticas que, una y otra vez, se encargaba de suturar Irene Paredes. China se mostraba muy lenta en las transiciones entre defensa y ataque, pero llegaba con más claridad que minutos antes. La portera Peng Shimeng se confirmaba como la mejor jugadora del partido con una excepcional parada a disparo duro de Patri Guijarro desde fuera del área y minutos después evitando el gol de Jennifer Hermoso desviando una vaselina. España merecía el triunfo, pero de nuevo la falta de acierto la condenaba. Ahora toca pensar en los octavos, en una nueva cita histórica en la que Estados Unidos, la actual campeona del mundo y la gran favorita, aparece en el horizonte. Pero hasta el próximo lunes, cuando se disputará el partido, hay que disfrutar de lo conseguido hasta ahora. Historia del fútbol femenino español.

Más información