Tour 2019

Un maillot amarillo para cada ocasión

Maillots amarillos para la edición 2019 del Tour./P. Ballet
Maillots amarillos para la edición 2019 del Tour. / P. Ballet

El Tour 2019 contará con 20 modelos diferentes para el líder de la general con motivo del centenario de la utilización de la icónica prenda

José Manuel Andrés
JOSÉ MANUEL ANDRÉSMadrid

El preciado maillot amarillo que distingue en cada jornada del Tour de Francia al líder de la general será en la edición 2019 de la ronda gala aún más especial. Con motivo del centenario de la aparición de la mítica prenda, la organización de la carrera ciclista más prestigiosa del mundo ha diseñado hasta una veintena de modelos únicos para cada etapa.

En cada maillot amarillo aparecerán episodios históricos de la carrera, cimas míticas, monumentos icónicos de cada ciudad de salida o llegada y algunos de los más grandes ciclistas en la historia de la gran vuelta por etapas. Así, los cuatro corredores que conquistaron la ronda gala en cinco ocasiones -Jacques Anquetil, Eddy Merckx, Bernard Hinault y Miguel Indurain- contarán con un maillot dedicado en exclusiva, además de otro conjunto.

En la etapa 3, entre la localidad belga de Binche y la francesa de Épernay, el amarillo estará dedicado al 50 aniversario de la primera victoria de Merckx en el Tour; en la quinta, entre Saint-Dié-des-Vosges y Colmar, recordará la figura de Anquetil, pionero en alcanzar cinco triunfos en la carrera gala; en la etapa 8, entre Macon y Saint-Etienne, en el maillot de líder aparecerá Hinault, último ganador francés del Tour, en una imagen en la que llega ensangrentado a la ciudad en 1985 por una rotura de un hueso de la nariz derivada de una caída, y en la etapa 15, entre Limoux y Foix Prat d'Albis, el protagonista será el español Miguel Indurain, único ciclista que ha ganado cinco Tours de forma consecutiva. Los cuatro aparecerán también en el maillot amarillo que el líder portará en la undécima etapa, que partirá de Albi y llegará a Toulouse.

Más allá de los más laureados, el francés Eugène Christophe, que en 1919 fue el primer ciclista en portar el maillot amarillo, también contará con un modelo dedicado. Será en la contrarreloj individual de la etapa 13 con inicio y final en Pau cuando la prenda que Christophe lució por vez primera hace un siglo rinda homenaje a un corredor que aunque nunca ganó la ronda francesa, la disputó hasta en nueve ocasiones, logrando acabarla en ocho de ellas.

Como no podía ser de otra manera, en el maillot de líder también aparecerán algunas de las cumbres que alimentaron la leyenda del Tour. Es el caso del Tourmalet, que desde 1910 se ha ascendido en hasta 82 ocasiones; el Galibier, que albergó el final a una mayor altitud de la historia de la carrera en 2011 con 2.645 metros, y el Iseran, que en esta edición marcará un nuevo cenit en el Tour, cuando se llegue 2.770 metros por encima del nivel del mar.

El Atomium de Bruselas, punto de partida de esta edición, la catedral de Reims, el León de Belfort, el estadio Geoffroy-Guichard de Saint-Etienne, la catedral de Santa Cecilia de Albi, el edificio del Capitolio de Toulouse, las Arenas de Nimes, el Puente del Gard y el Arco de Triunfo de París también tienen su correspondiente maillot amarillo, que además recordará a las figuras del pelotón y el aficionado y a las grandes batallas por el deseado podio en los Campos Elíseos.