Un chamarilero de la fotografía

Imagen incluida por Patrick Pound en la exposición ¡Fotografía y aire '/PHotoEspaña
Imagen incluida por Patrick Pound en la exposición ¡Fotografía y aire ' / PHotoEspaña

Patrick Pound abre boca en PHotoEspaña, el certamen que planta cara a la dictadura del algoritmo digital

Miguel Lorenci
MIGUEL LORENCIMadrid

Patrick Pound (Auckland, Nueva Zelanda, 1962) lleva años coleccionando fotos de todo tipo. Es un chamarilero de la fotografía que bucea por eBay para comprar las imágenes con las que monta muestras como 'Fotografía y aire', con la que abre boca la 22 edición del PHotoEspaña. El festival internacional de fotografía y artes visuales planta cara hasta septiembre a la dictadura del algoritmo digital y reivindica «el criterio artístico», según su creador y presidente Alberto Anaut.

«Nunca se han hecho tantas fotos y nunca han dejado tan poca memoria en estos tiempos veloces en que las imágenes se agolpan sin poder disfrutarlas», dijo Anaut al presentar el festival, con 85 exposiciones y trabajos de casi 300 autores repartidas por sus ocho sedes: Madrid, Barcelona, Lanzarote, Santander –por primera vez–, Segovia, Zaragoza, Alcalá de Henares y Alcobendas.

Imagen de 'Fotografía y aire'
Imagen de 'Fotografía y aire' / PHotoEspaña

La escritora y fotógrafa Susan Bright (Perth, Australia 1969) es la comisaria invitada y responsable de cinco exposiciones bajo el título genérico de ¿Déjà vú? (¿Ya visto?), el sentimiento que nos asalta al contemplar algo conocido sin que sepamos por qué. Una de su propuestas es 'Fotografía y aire' en la que el concepto de aire es el hilo conductor de una propuesta en la que el coleccionismo se transforma en arte gracias a la intervención de Pound, quien asegura que su muestra «es un puzle que le espectador debe encajar». Para ello debe jugar con las 500 instantáneas de su archivo reunidas «obsesiva y meticulosamente» por este australiano de origen neozelandés que las mezcla con 19 obras del Museo Lázaro Galdiano, que acoge la muera hasta finales de agosto.

Los papeles de 'artista' y 'comisario' se confunden, de modo que Pound se convierte en el colaborador de Bright en una insólita asociación para combatir ese vértigo digital que coloca cada día e Instagram más de 80 millones de imágenes.

«Trabajar con un artista como Pound cuestiona mi papel», admite Bright, quien lamenta que «hoy las foto se consuma a velocidad de vértigo». Como Pound, pide la serena complicidad del espectador al que reclaman «calma, observación y ritmos lentos» para descifrar la claves de «una breve historia vernácula de la fotografía y un índice poético del aire». «Coleccionar es ordenar tus pensamientos por medio de cosas, dice Pound parafraseando a William Carlos Williams, para quien «no hay idea sino en las cosas».

El festival internacional ofrece hasta septiembre 85 exposiciones de casi 300 artistas en sus ocho sedes

Bright busca «analizar el estado de la fotografía» y mira al pasado para romper la idea de que la foto «es una visión única» y demostrar que «es un trabajo compartido fruto de un proceso lento». La finlandesa Elina Brotherus, la británica Clare Strand, el angoleño Délio Jasse, –los tres en el Centro Cultural Fernán Gómez– y el dúo de la canadiense Laura Letinsky y la estadounidense Sharon Core, –en el Museo del Romanticismo–, completan la propuesta de Bright que con tradiciones e ideas del pasado crea «un trabajo nuevo».

Claude Bussac dirige esta edición de PHotoEspaña «para todos los públicos» con notables muestras, como la primera gran retrospectiva en España del neoyorquino William Klein (1928), pilar de la fotografía del siglo XX que lleva sus crudas imágenes callejeras a la Fundación Telefónica. Otro plato fuerte es la muestra de Berenice Abbott que la Fundación Mapfre.

El glaciar de Vallhonrat

Javier Vallhonrat muestra en el Jardín Botánico su trabajo de tres veranos en el glaciar de la Maladeta, en el Pirineo aragonés, con el que quiere concienciar «sobre la emergencia del cambio climático». El valenciano Eduardo Nave presentará su obra sobre Normandía al cumplirse 75 años del desembarco aliado en esta región de Francia, en las salas de Tabacalera.

Imagen de 'Fotografía y aire'
Imagen de 'Fotografía y aire' / PHotoEspaña

El Círculo de Bellas Artes mostrará parte del rico Archivo Lafuente, que repite en el certamen con publicaciones de la vanguardia rusa de 1913 a 1941 de figuras tan relevantes cono como El Lissitzky o Rodchenko. En el mismo espacio se verán las conmovedoras instantáneas de Donna Ferrato, testigo del horror de la violencia machista en EE UU a finales de los años sesenta del siglo pasado. La Casa Árabe exhibirá las imágenes de la franco-marroquí Leila Alaoui, 30 retratos de marroquíes y uno de los últimos trabajos de la fotógrafa, muerta en un atentado cuando documentaba la situación de las mujeres en Burkina Faso.

En Casa de América la estadounidense Diana Markosian mostrará vídeos y fotos de las fiestas con las que las quinceañeras cubanas celebran su abandono de la adolescencia. Compartirá espacio con el neoyorquino Joel Meyerowitz, con imágenes de su convivencia con una familia flamenca en la Málaga de los años sesenta.