Bertín Osborne: «Sigo en primera línea. Soy un privilegiado en la profesión»

El cantante madrileño Bertín Osborne./ SASHENKA GUTIÉRREZ
El cantante madrileño Bertín Osborne. / SASHENKA GUTIÉRREZ

Rosa Martínez
ROSA MARTÍNEZ

La canción, hace la comparación Bertín Osborne (Madrid, 1954), es como el fútbol. Los resultados se consiguen a base de entrenamiento, «cuanto más entrenas, mejor juegas, y cuanto más cantas mejor lo haces». Él lleva 37 años. «Era un niño chico cuando empecé, y pensé que esto iba a durar tres días, pero mira», señala el cantante, que el próximo sábado -21.00 horas- ofrecerá un concierto en el Auditorio Parque Fofó de Murcia.

Hace unos meses publicó 'Yo debí enamorarme de tu madre', su sexto disco de rancheras y «el mejor», asegura, de los que ha grabado hasta ahora. El viernes estrenó en televisión la octava temporada del programa de entrevistas 'Mi casa es la tuya' (Telecinco): «Este es un año especial. Es la confirmación de que todo este tiempo ha merecido la pena». También ha abierto un canal en YouTube, «una cachondada» con la que se divierte «mucho», dice.

-¿Cómo es este nuevo trabajo?

-Creo que es el disco de rancheras que mejor he grabado. Hay dos canciones inéditas de José Alfredo Jiménez que, ya de por sí, son algo muy especial que me ha regalado su familia, y la verdad es que la acogida ha sido espectacular; el disco se está vendiendo muchísimo, aquí y en México, donde acaba de salir. Vine de allí hace unos días, y les ha encantado, me están apoyando muchísimo, y, bueno, era el sitio que más me preocupaba, porque al fin y al cabo estoy cantando su música.

-Es su sexto álbum de rancheras, ¿se siente cómodo en este género?

-De los que más cómodo me hacen sentir. A lo largo de mi carrera, los discos de rancheras son los que más se han vendido. Con el primero estuvimos cerca del millón, y con este vamos a hacer una gran gira, y voy a volver a trabajar en América.

Qué
Concierto de Bertín Osborne 'Yo debí enamorarme de tu madre'.
Dónde y cuándo
En el Auditorio Parque Fofó de Murcia, el próximo sábado a las 21.00 horas.
Entradas
30,80 euros (24,60 euros en Oferplan).

-Sin embargo, usted quería hacer algo distinto, ¿no es así?

-Tenía preparado un disco con otro tipo de canciones, canciones inéditas y también propias que estaba a punto de grabar. Lo que ocurre es que, una semana antes de empezar la grabación, me llamaron del Instituto Mariachi de México. Me ofrecieron hacer este proyecto, ¡y hombre!, que te llamen de México para que grabes un disco como este es todo un orgullo. No podía decir que no.

-¿La música qué lugar sigue ocupando en su vida?

-El más importante. Hago mil cosas, pero antes que nada, y ante todo, soy cantante. Yo disfruto cantando, es con lo que más disfruto, más que haciendo televisión o teatro. En los conciertos me esmero muchísimo para que sean simpáticos, divertidos, y que la gente los disfrute, y conozca la mayoría de las canciones. Es súper importante que quien vaya a verte conozca las canciones, porque las canta, las baila y las disfruta mucho más.

-¿Ha conseguido mantener la ilusión?

-El 90% de los sitios que he visitado con esta gira están llenos, hasta arriba de gente, y que 37 años después me siga pasando eso, pues es muy bonito. Lo disfruto mucho y lo aprecio una barbaridad. Soy un privilegiado en la profesión, porque sigo en primera línea, y no solo aquí sino en varios países más.

-¿En México?

-En México, y si pudiera ir a Venezuela, allí sería más todavía que en España.

Las frases

-
«[Los políticos] están muy alejados de la realidad, por mucho que en las campañas vayan a pegar abrazos por la calle»
-
«Estoy convencido de que pronto estaré en el Teatro Teresa Carreño [en Caracas] cantando por la libertad»

-¿Tiene esa espina?

-Sí, claro, pero mucho más importante que mi espina es el rejón que tienen todos los venezolanos. Lo mío no es nada comparado con lo de ellos, es solo una consecuencia de la catástrofe humanitaria que hay allí. Pero estoy convencido de que pronto estaré en el Teatro Teresa Carreño [en Caracas] cantando en un concierto por la libertad.

-¿Qué le han enseñado los escenarios?

-En todos estos años, lo que he aprendido, ha sido a cantar. Puede parecer una chorrada, pero no lo es. Esto es como los jugadores de fútbol, cuanto más entrenan, mejor juegan, y cuanto más cantas, mejor lo haces. Esta conversación la he tenido con Plácido Domingo, él fue de las primeras personas que me vio cantar en directo cuando yo empecé. Vino a verme a un concierto que hacía en una discoteca, una cosa increíble, y lo que me dice es que ahora canto infinitamente mejor. Eso es muy bonito. Para mí este año, además, es importantísimo, porque es un poco la confirmación de que todo este tiempo ha merecido la pena. Estoy muy contento, los conciertos en Bilbao, en el Euskalduna, y en Madrid, en el Calderón, han sido espectaculares.

Popularidad

-¿De qué tiene la suerte?

-En esta profesión, suerte, suerte, no hay demasiada. Esto, primero son los años, y luego la televisión también ayuda. Sinceramente, no creo que sea suerte, sino hacer las cosas bien y mucho trabajo.

-El viernes estrenó en televisión la octava temporada del programa 'Mi casa es la tuya'.

-En contra de lo que muchos imbéciles de las redes decían. Llegaron a escribir que me habían echado de Telecinco cuando acabó la anterior temporada. Así que a todos ellos les brindo el inicio de esta octava.

-¿Le presta atención a las redes sociales?

-Nada, me la sopla.

-¿Qué le aporta la pequeña pantalla?

-Popularidad.

-¿Y personalmente?

-Como persona, no gran cosa. Cuando hago un programa de televisión, el que sea, me divierto, lo disfruto, y ya. Si a la gente le gusta, conecta, y si no, nada, pero gracias a Dios conmigo han conectado casi siempre. ¿Por qué?, porque yo lo disfruto y eso se nota, se transmite. Pero personalmente es solo un trabajo.

-¿A quién le gustaría entrevistar y todavía no lo ha hecho?

-A Julio Iglesias.

-¿Por qué?

-Porque le quiero mucho, le respeto mucho y porque es amigo mío y creo que haríamos el mejor programa de la historia, pero hasta ahora no ha querido. Dice que le voy a sacar todo lo que no quiere hablar [ríe].

-¿Qué historias le han sorprendido?

-Ha habido muchas muy duras, la de Jorge Javier Vázquez. [Se emitió el pasado viernes] es una historia dura; la vida de Bigote Arrocet es tremenda, y, bueno, la de mi íntimo amigo José Luis Rodríguez 'El Puma'... Ha habido historias muy duras, muy entrañables, y otras que están por salir. Estas tres que he dicho son impactantes.

-Hace unas semanas recibió en su programa a los líderes del PP, Pablo Casado; Ciudadanos, Albert Rivera; y Vox, Santiago Abascal; con motivo de las pasadas elecciones generales, pero les entrevistó por separado, ¿cree que hubieran aceptado una invitación conjunta?

-No, no habrían aceptado. Hubiera sido un lío; bueno, hubiera sido una maravilla para todos los españoles. Es más, les dije: 'Que sepáis que los españoles agradecerían muchísimo ver que sois personas normales y que podéis tomaros una copa juntos'. Entiendo que es complicado, pero si yo hubiera sido político, lo habría hecho.

«Demasiada tirantez»

-¿Hay demasiado miedo en política a salirse del guión?

-Claro, claro, hay pocos políticos que son normales, normales como la gente de la calle, de verdad. En política, parece que si uno se equivoca es el fin del mundo, pero yo no creo que lo sea; creo que si te equivocas, lo reconoces: 'Señores, me he equivocado, disculpen, la próxima vez lo haré mejor'. Eso es lo que haría una persona normal, no entiendo que los políticos que quieren dirigir a la gente normal no sean normales. Creo que hay demasiada tirantez entre ellos, incluso ellos mismos se autocensuran y se autolimitan en cosas en las que la gente no lo hace. Están muy alejados de la realidad, del día a día, por mucho que en las campañas vayan a pegar abrazos por la calle.

-¿En qué perjudica a la sociedad esta postura?

-En que no vemos una normalidad en la gente que nos tiene que dirigir. A mí me encantaría, como ciudadano, que Pablo Iglesias y Pedro Sánchez pudieran tomarse una copa y charlar de política con Santi Abascal y Pablo [Casado] o con Albert [Rivera]; que pudieran sentarse a tomarse una copa y charlar de política aunque no estén de acuerdo. Eso sería fantástico a ojos de todos nosotros, pero no están por la labor, aunque muchas veces ni siquiera son ellos, sino la gente que les rodea.

-¿Miedo también a la reacción de los usuarios de redes sociales?

-Me parece lamentable que vivamos y nos comportemos según nos dicen los demás.

-Usted ha abierto un canal en YouTube sobre consejos domésticos.

-[Ríe] Eso es una cachondada que me pidieron que hiciera. Lo hago para reírme y divertirme. Me lo paso fenomenal y voy a seguir haciéndolo.

-¿Cómo va a ser su concierto en Murcia?

-Tengo una relación personal con Murcia muy bonita, y también tengo buenos amigos allí a quienes veo cada vez que voy. Me encanta ir a Murcia, estuve trabajando en la televisión murciana (7 Región de Murcia) y estuve a punto de involucrarme accionarialmente porque me encanta la ciudad. Me gustaría mucho pasar un fin de semana fantástico, porque siempre que he ido lo he pasado, y porque este año, que creo que es un año muy bueno para mí, me gustaría celebrarlo junto a los murcianos que vayan a verme. Lo que sí aseguro es que quienes vayan a verme se lo van a pasar de miedo.