Águilas se llena de plumas

Participantes en el desfile de Carnaval celebrado este domingo en Águilas./Jaime Insa / AGM
Participantes en el desfile de Carnaval celebrado este domingo en Águilas. / Jaime Insa / AGM

Más de 3.000 carnavaleros llevan el color, la fiesta y la diversión a las calles en el primer gran desfile

Juan Ruiz Palacios
JUAN RUIZ PALACIOSÁguilas

Muchas plumas, fantasías, humor y diversión. La ciudad costera de Águilas, que estos días vive con intensidad su Carnaval, fiesta declarada de Interés Turístico Internacional, celebró este domingo el primer gran desfile de comparsas y carrozas, que fue presenciado por más de 14.000 personas, según la Federación de Peñas, y en el que no faltó de nada. Porque la gente lo pasó en grande viendo los espectaculares vestidos de las 38 peñas y el cuerpo de baile del Ballet Oficial de la Federación.

El ambiente festivo se vivió desde la madrugada del sábado. Este domingo, el municipio amaneció con más ganas de disfrutar esta gran fiesta. Y así fue. A primera hora de la tarde, miles de vecinos y turistas comenzaron a buscar sus asientos entre el gentío, que no abarrotó las calles que dan a la avenida Juan Carlos I. El cortejo comenzó en la citada vía, continuó por la calle Carlos III, pasó por la Glorieta y finalizó junto al Ícaro, monumento dedicado al Carnaval.

El cuerpo del Ballet Oficial de la Federación de Peñas caldeó el ambiente. Sus bailarinas, enfundadas en una fantasía con una gran cola rosa con volantes y un tocado con muchas plumas, fueron las primeras en arrancar los aplausos del público al inicio del cortejo. A esta formación, le siguieron las comparsas infantiles con los personajes, que demostraron al público cómo mover el esqueleto con estilo sobre unas majestuosas carrozas. Por cierto, el actor Ginés García Millán, pregonero del Carnaval, no se perdió el cortejo y aplaudió con entusiasmo a las peñas. Tampoco faltaron a la cita el presidente de la Comunidad, Fernando López Miras; el delegado del Gobierno, Diego Conesa; el diputado y portavoz del PP, Víctor Martínez, así como otros dirigentes locales, como la alcaldesa, Mari Carmen Moreno.

La Musa, Cristina Román, fue a la cabeza del desfile junto a su peña, Terpsícore. Lució una fantasía amarillo chillón y una falda hecha con varillas, que dejaban al descubierto sus piernas. Después llegó el momento de las peñas adultas. Don Carnal, Ángel Juárez, deslumbró encarnado en el Rey Sol, con una gran corona de plumas y los rayos de sol sobresaliendo de su cintura.

Una de las peñas que se estrenaron este domingo en el Carnaval fue Game Over, cuyos miembros apostaron por recrear el juego del 'Comecocos', algo que gustó a los más pequeños. Los de Atenea optaron por una fantasía griega con bordados de los personajes de años anteriores en las colas de las faldas, en señal de homenaje. Y el humor y la crítica llegó de la mano de La Rata Loca, que fue una de las formaciones que más gustó. Vestidos de toreras flamencas y de rumberos, protagonizaron una fiesta 'jonda' en la que no faltó ni el mismísimo Francisco Franco, ni Paco de Lucía, ni Camarón. «Franco prohibió los carnavales, y de ahí que hagamos esta crítica», confesaron desde esta peña. No dejaron de bailar 'No estaba muerto' y 'Como el agua'. Las risas continuaron con La Chaveta, que hizo una crítica «a los másters que les regalan a los políticos», y con La Movida Aguileña, que optó por representar un club de gimnasia arrítmica, con coreografías desacompasadas y mucho humor.

Si No Salgo Reviento optó por un ballet oficial masculino, y No Lo Sé provocó las risas entre los asistentes con una crítica a los jóvenes que se independizan y luego regresan a casa de sus padres. «Juntos, con papá y con mamá, se vive mucho mejor», cantaban. La Clanka impresionó con trajes -y carrozas-, en las que el mundo estaba lleno de plásticos.

El Tangay, una de las formaciones más numerosas del Carnaval de Águilas, deslumbró a los asistentes con tres carrozas enormes inspiradas en la época egipcia y varias pirámides pequeñas. En una de ellas, estaba subida la Mussona infantil, Javier Parra. Y Doña Cuaresma, Mariola López, de Nuevo Ritmo, se inspiró en la Edad Media para representar el ayuno. Llevaba un vestido con tiras y, en cada una de ellas, una palabra relacionada con el Carnaval.

La gente disfrutó y pasó una tarde inolvidable, en la que las peñas dieron lo mejor para cautivar a los asistentes. Este lunes continuará la fiesta con el Carnaval de noche y el martes, el segundo gran desfile de comparsas y carrozas volverá a brillar en las calles aguileñas.