La Verdad

Moix reconoce que puso un micrófono en el despacho de González por la investigación

El fiscal Anticorrupción, Manuel Moix.
El fiscal Anticorrupción, Manuel Moix. / Efe
  • El fiscal Anticorrupción ha manifestado que no tiene ninguna intención de dimitir, pese a su polémica actuación en torno a la 'Operación Lezo'

El fiscal Anticorrupción, Manuel Moix, ha confirmado este martes que los investigadores colocaron un micrófono en el despacho del expresidente madrileño Ignacio González pero ha opinado que esta medida no se debió a que González y su entorno estuviesen recibiendo filtraciones sobre la investigación que les afectaba.

"A la Fiscalía no le constan las filtraciones y, es más, no sería capaz de asegurarlo, pero creo que el micrófono no se coloca por las filtraciones sino como consecuencia de la investigación que se está realizando", ha dicho en una entrevista en la Cadena Ser.

No obstante, luego ha matizado que él llegó a su puesto hace un mes y no tiene constancia de lo que ocurró antes de su llegada, de manera que no puede asegurar si ambas cosas están relacionadas: "Que no tenga información no quiere decir que no sea la verdad".

Según la emisora, el juez instructor del caso, Alejandro Abascal, ordenó colocar un micrófono en el despacho profesional de González como abogado porque los investigados demostraron estar al tanto de las pesquisas. El micrófono lo colocó la Guardia Civil una madrugada abriendo la puerta con una ganzúa en presencia de un secretario judicial.

Además, el fiscal ha manifestado que no tiene ninguna intención de dimitir, pese a su polémica actuación en torno a la 'Operación Lezo'.

Moix ha negado ser amigo de González y ha manifestado que sólo mantenía con él una relación institucional: "Yo conozco a Ignacio González como a todos los gobernantes de la Comunidad de Madrid".

El fiscal jefe anticorrupción ha señalado que no conoce la conversación en la que el ex presidente madrileño habría manifestado su satisfacción por su nombramiento y ha opinado que dichas informaciones no afectarían a su credibilidad."Que esa persona que consideraba que mi nombramiento le iba a favorecer yo he ordenado su prisión pone de manifiesto la objetividad e independencia sobre la que la fiscalía anticorrupción trabaja", ha indicado Moix.