laverdad.es
Miércoles, 22 octubre 2014
nuboso
Hoy 11 / 20 || Mañana 13 / 20 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Desolación en El Rubial (1-1)

Aguilas

Desolación en El Rubial (1-1)

El Águilas se queda a las puertas del ascenso tras una gran temporada

25.06.12 - 01:32 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
El doble valor de los goles fuera de casa dio ayer el ascenso a Segunda B al Barakaldo tras empatar a uno ante un Águilas que puso todo hasta el último momento del partido y que ha finalizado las tres eliminatorias sin perder ningún partido. Como se esperaba el encuentro estuvo igualado, los jugadores de ambos equipos muy pendientes de seguir el planteamiento táctico sin dejar huecos al rival y tratando de frenar el juego con una fuerte presión.
La primera mitad se jugó con un ligero dominio del equipo visitante, lo que le permitía llegar al área aguileña y crear algunas oportunidades de gol como un balón despejado por el defensa local Gil que rozó el larguero y un disparo lejano de Mentxaca que también tocó la madera de la portería de Javi Soto. El Águilas, por su parte, dispuso de una oportunidad en un disparo de José Manuel que se marchó fuera rozando el poste de la portería de Txemi.
Se llegó al descanso sin goles pero con una tensión y emoción que se palpaba en el ambiente de un El Rubial lleno. En la segunda parte el Águilas comenzó con más ritmo en su juego y se hizo dueño del control de balón en el centro del campo, creando jugadas de ataque que ponían en apuros a la expeditiva defensa del Barakaldo. En una de esas jugadas, en el minuto 52,tuvo lugar una internada de José Manuel con pase a Perico, quien lanzó un disparo ajustado al palo que supuso el gol del Águilas y la alegría en la afición aguileña. Poco duró, ya que cinco minutos después se produjo una falta favorable al conjunto vasco cuyo lanzamiento fue peinado por Garrido lo suficiente para despistar a Javi Soto, quien vio cómo el balón entró en su marco suponiendo el empate visitante.
Cambios obligados
Al conjunto vasco le vino muy bien lograr el empate tan pronto después del gol del Águilas, ya que había logrado lo que más le interesaba, que era marcar fuera de su campo y lo cierto es que ese gol le dio un plus añadido cuando las fuerzas empezaban a flaquear y el calor apretaba más. Para el Águilas, por el contrario, el empate del Barakaldo fue un revés que puso la eliminatoria muy difícil. Íñigo Sáenz movió el banquillo, dando entrada a Javi Méndez por Álex y situando a Ginés Meca en punta. Incluso se produjo la vuelta de José Meca que entró en el minuto 73 después de haber superado la enfermedad que le ha impedido jugar el resto de partidos del 'playoff.
Quedaba más de media hora de juego, pero como se esperaba el Barakaldo, con ese resultado que le favorecía, hizo que el partido nos discurriera con fluidez y los parones eran lo mas habitual sin que el árbitro cortara las artimañas del equipo visitante por ganar tiempo. Solo en el tiempo de descuento amonestó a Txemi y Txabe por pérdida descarada de tiempo.
El Águilas buscó la jugada que le permitiera conseguir el gol que necesitaba, no tuvo muchas oportunidades, pero en el minuto 85 lo pudo conseguir, un cabezazo de Ginés Meca esquinado a un lado de la portería lo desvió Txemi lo justo para evitar que el balón entrara. No pudo ser y el Águilas se quedó a las puertas del ascenso.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Desolación en El Rubial (1-1)
Fran es consolado por Paco, el portero suplente. Foto: Sonia M. Lario/AGM

buscador

Buscador de deportes
buscar