La excúpula de Adif dice que no supo del presunto fraude del AVE hasta 2016

El expresidente de Adif, Gonzalo Ferre, ayer, llegando a la Ciudad de la Justicia de Murcia junto a su abogado./Edu Botella / AGM
El expresidente de Adif, Gonzalo Ferre, ayer, llegando a la Ciudad de la Justicia de Murcia junto a su abogado. / Edu Botella / AGM

Ferre, quien compareció ayer como investigado, insistió en que nadie le dio a conocer el informe que alertaba de ilegalidades

Ricardo Fernández
RICARDO FERNÁNDEZ

La existencia adopta en ocasiones la forma de una metáfora. Y como si quisiera escenificar las razones por las que la promesa de soterramiento de la entrada del AVE a Murcia suscita tanta desconfianza entre muchos ciudadanos, a la misma hora en que el presidente de Adif, Juan Bravo, ofrecía en Murcia explicaciones y garantías sobre ese proyecto, su antecesor en el cargo, Gonzalo Ferre, comparecía en el juzgado en calidad de investigado/imputado en las diligencias por un presunto fraude de hasta 70 millones de euros en la alta velocidad.

Aunque ayer no trascendieron las declaraciones íntegras del ex alto directivo de la entidad Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), fuentes próximas a la investigación, que se sigue en el Juzgado de Instrucción número 9 de Murcia, señalaron que Ferre se limitó a confirmar su anterior declaración ante la Guardia Civil y Aduanas y a negar que hubiera tenido conocimiento en 2014 de un informe técnico en el que ya se alertaba de graves irregularidades en las obras de la línea entre Crevillente y Murcia.

En la línea de lo señalado en su comparecencia de julio en la Comandancia, el expresidente de Adif insistió en que no fue hasta agosto de 2016 cuando tuvo las primeras noticias del documento de GPO Ingeniería. Esta es una de las empresas externas contratadas para fiscalizar la construcción de la línea de alta velocidad, y ya a finales de 2013 habría redactado y entregado a directivos de Adif un documento alertando de que se estaría inflando el coste de obras de reposición de acequias y tuberías, además de facturar por otros trabajos que directamente no se habían ejecutado.

Todos desmienten a Monter, el ingeniero que alertó en 2013 de un presunto desfalco

Aunque su ex director general, Antonio Gutiérrez Blanco, confesó que conocía ese informe desde 2014 y que desde arriba le dieron órdenes de no actuar, apuntando a que «lo lógico es que informara» a Gonzalo Ferre, el aludido negó ayer que tal cosa ocurriera. Y sostuvo que no fue hasta 2016 cuando se enteró. «Di entonces instrucciones a mi gabinete de que se entregara en el registro de Adif y de que se diera cuenta a la Guardia Civil», manifestó en el cuartel de la Guardia Civil.

Ferre quedó en libertad, aunque continuará encausado en estas diligencias mientras la juez Olga Reverte no lo exculpe formalmente.

El primero de la lista

La jornada anterior, la del miércoles, comparecieron ante esa magistrada otros dos directivos de Adif en la línea del AVE al Levante. Uno de ellos, Raúl Correas, que fue jefe del Área de Infraestructuras II de Adif, se pronunció de manera muy similar a Ferre. Así, desmintió las manifestaciones de un responsable de GPO Ingeniería, José Luis Monter, quien en sede judicial aseguró que le había entregado el mencionado documento sobre irregularidades ya en junio de 2013. Más todavía, aseguró que ni siquiera conocía personalmente a Monter. «Fue en noviembre de 2016 cuando tuve conocimiento del famoso informe y sabía que se iba a incorporar al informe para la Agencia Tributaria», sostuvo.

Más complicado le resultó justificar por qué dio curso a las facturas sobre el tramo de línea entre Orihuela y Colada de la Buena Vida, pese a que algunas de esas obras estaban sin concluir. «Fue Martínez Pombo (el jefe de Infraestructuras en el Levante) quien me dijo que estaba todo terminado y me fié de él».

El otro directivo de Adif que compareció como investigado en las diligencias por el presunto fraude fue el exdirector de Obra, Juan Pedro Ruiz Hernández. Aunque el autor del informe también lo señaló en el juzgado, asegurando que le explicó verbalmente lo que había descubierto, Ruiz Hernández lo negó ayer. «No tuve conocimiento de ese informe», señaló con rotundidad.

En este aspecto, como también ocurre con la situación de Raúl Correa, parece que todo se queda en la palabra de uno -Monter- contra los otros. Con lo cual no es descartable que la juez pudiera concertar un careo en un futuro para tratar de aclarar la contradicción.

Estas últimas citaciones vienen a poner prácticamente el punto final a la instrucción de las diligencias judiciales, según fuentes conocedoras del caso. De ahí que no se descarte que la juez Reverte esté en disposición de dictar auto de procedimiento abreviado en un futuro próximo.

Temas

Adif

Fotos

Vídeos