La Verdad

fútbol

LFP y FEF se culpan mutuamente de la celebración del partido

Javier Tebas.
Javier Tebas. / Efe
  • El organismo presidido Javier Tebas asegura que hizo todo lo posible para suspenderlo y el de Ángel Villar lamenta que le avisaran tarde, ya con el estadio lleno

La Liga de Fútbol Profesional y la Federación Española de Fútbol salieron muy mal paradas en una jornada de luto. Discreparon, reaccionaron tarde y se responsabilizaron mutuamente de la disputa del partido de Liga entre el Atlético y el Deportivo, en el Vicente Calderón, a pesar de que la reyerta entre hinchas radicales se produjo tres horas antes de su comienzo y en ese momento había un seguidor coruñés «clínicamente muerto» en el hospital.

Poco antes de las 13.00 horas, cuando el choque ya estaba en el descanso, la patronal de clubes salió a la palestra y ofreció un comunicado en el que mostró su repulsa ante los incidentes acaecidos y aseguraba que trató sin éxito de suspender el partido.

«La LFP ha sido firme en su intención de suspender la disputa del partido sin que haya sido posible. Desde la institución se trabaja junto a Aficiones Unidas, Policía Nacional y todos los clubes para erradicar la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el fútbol profesional». Fuentes del organismo presidido por Javier Tebas lamentaron no encontrar a nadie a esas horas en la Federación.

El organismo presidido por Ángel María Villar no respondió públicamente hasta las cuatro de la tarde, aproximadamente. A través de su secretario general, Jorge Pérez, se quejo de que recibió a última hora la notificación de los graves incidentes y que ya era tarde para aplazar el choque.

«Once minutos antes del inicio, Victoriano Sánchez Arminio (presidente del Comité Técnico de Árbitros), recibió una llamada de la LFP y otra del colegiado del partido. Se le comunicó a un miembro de la FEF y al estar el estadio lleno y quedar poco tiempo, por motivos de seguridad y de orden público se consideró que podía ser contraproducente suspenderlo» explicó Jorge Pérez. Yaclaró que el coordinador policial de seguridad no se dirigió en ningún momento a la FEF, seguramente porque considero que era mejor no suspenderlo para evitar posibles incidentes en el desalojo del estadio.