Inician la recuperación del molino del Batán y su torre árabe en Zarandona

El alcalde de Murcia, José Ballesta, y el concejal de Urbanismo, Medio Ambiente y Huerta, Antonio Navarro, junto al equipo encargado de los trabajos./Vicente Vicéns / AGM
El alcalde de Murcia, José Ballesta, y el concejal de Urbanismo, Medio Ambiente y Huerta, Antonio Navarro, junto al equipo encargado de los trabajos. / Vicente Vicéns / AGM

Los restos arqueológicos están declarados Bien de Interés Cultural

EFEMurcia

El Ayuntamiento de Murcia ha puesto en marcha los trabajos de recuperación del molino y el torreón árabe del Batán, en la pedanía de Zarandona, así como el puente del siglo XVIII sobre el azarbe mayor de la zona, unas obras en las que invertirá algo más de 95.000 euros.

El alcalde de Murcia, José Ballesta, junto al concejal de Urbanismo, Medio Ambiente y Huerta, Antonio Navarro, ha visitado este martes la zona donde se ubican estas edificaciones, construidas en trono a los siglos XII y XIII, en el Camino Viejo de Moteagudo, y que están declarados Bien de Interés Cultural (BIC).

Según han detallado, los trabajos de recuperación de ese conjunto se complementará con una prospección arqueológica que permitirá conocer en profundidad la historia de esta zona de la huerta par poder poner en valor como recurso paisajístico y patrimonial visitable por vecinos y turistas.

Ballesta ha recordado que este molino está ubicado sobre el Azarbe Mayor del Norte, en una zona privilegiada a poco más de dos kilómetros a pie del centro de Murcia, y es un destacado ejemplo de molino hidráulico medieval vinculado en su origen a una torre islámica, actualmente desparecida y cuya base se pretende recuperar.

Los trabajos en la zona comenzaron el pasado mes de diciembre con la limpieza, desbroce y la realización de catas previas a las excavaciones arqueológicas, que ya han permitido localizar las estructuras y dos accesos del torreón: una escalera y la impronta de la rampa originaria.

En total, las actuaciones se extenderán a una superficie de unos 6.145 metros cuadradados que incluyen el molino, la base de la torre y el embovedado del puente del siglo XVIII, integrándolos en una zona verde circundante que se ajardinará para hacer visitables los restos.

Está previsto que este espacio forme parte de un itinerario divulgativo y lúdico del conjunto patrimonial de la Huerta de Murcia, convirtiéndolo en un foco de atracción turística y cultural dentro del propio municipio.

El molino, que fue reconstruido en época moderna y utilizado como molino harinero hasta el siglo XX, fue autorizado por el rey Alfonso X en 1282, fecha en que aparece la primera referencia documental sobre esta construcción.

Se trata de una propiedad privada, y el Ayuntamiento está llevando a cabo las gestiones para incorporarlo al patrimonio municipal.

Por su parte, la Asociación para la Conservación de la Huerta y el Patrimonio de Murcia (Huermur) ha pedido hoy más "agilidad real" para la restauración de esta torre y del molino, que "continúa degradándose sin que ninguna administración haga nada para evitarlo".

Huermur ha pedido una "actuación global sobre todo el conjunto patrimonial, que incluya la torre medieval, el Molino del Batán, el tramo de la acequia del Azarbe Mayor del Norte y el entorno de protección del BIC".

Para la organización, es "especialmente urgente" la restauración del molino, que sufre continuos robos y expolios, por lo que ha pedido también al Ayuntamiento que aumente la seguridad de estas construcciones y se refuerce la vigilancia policial en la zona, "ya que el entorno del monumento se ha convertido en una auténtica escombrera y basurero".

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos