laverdad.es
Miércoles, 22 octubre 2014
llovizna
Hoy 11 / 17 || Mañana 12 / 13 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
«Estoy preparado por si me obligan a bajarme de la bici»

ALEJANDRO VALVERDE

«Estoy preparado por si me obligan a bajarme de la bici»

Valverde repasa en su casa la temporada, su victoria en la Vuelta y el futuro: «Ganar el Tour»

En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Alejandro Valverde apura sus últimos compromisos de la temporada. Técnicamente ya está de vacaciones, aunque estos días los pasa en Cancún. Ha sido invitado para correr una prueba. Al verlo, lo primero que llama la atención es lo delgado que está (pesa 61 kilos y mide 1,78 centímetros). «¡Qué va! si he cogido ya varios kilos desde que terminó la Vuelta», asegura. En su casa de Montepinar, junto a una espectacular piscina, analiza sus victorias de la temporada, el intento de inhabilitarle por parte del Comité Olímpico Italiano (lo acusa de estar relacionado con la Operación Puerto) y su futuro de cara al Tour de Francia.
- Después de tantas horas subido a la bici y tantos días fuera de su casa, ¿qué hace ahora que no tiene que competir?
- Sobre todo intento buscar la tranquilidad. No tengo que estar de aquí para allá. Dedico todo el tiempo que puedo a mis dos hijos porque cuando estoy compitiendo los veo menos de lo que me gustaría. También salgo a cenar con los compañeros con los que entreno. Vamos quince o veinte personas y lo pasamos fenomenal.
- ¿Qué balance hace de una temporada en la que ha conseguido ganar una gran vuelta y en la que está acusado por el CONI de un presunto dopaje?
- La temporada deportiva ha sido la mejor con diferencia, he ganado cuatro vueltas y sobre todo la Vuelta a España. Pero es cierto que no puedes olvidar los temas antideportivos que hay por medio. Te hace mucha ilusión lo que has ganado, pero siempre tienes el pensamiento en lo otro. Esa es la pena, pero hay que quedarse con lo positivo.
- ¿Piensa mucho en eso?
- La verdad es que está presente, pero intentas pensar lo menos posible, porque si estás todo el rato dándole vueltas es peor. Eso está ahí y por muchas vueltas que le des no puedes solucionar nada.
- ¿Por qué están más perseguidos los ciclistas que el resto de deportistas?
-No lo sé. Ha sido así desde el 98. Es cierto que salen más casos de dopaje que en otros deportes, pero es que en otros deportes son mil controles al año y aquí son once mil.
- ¿No le parece injusto?
- Es una pregunta que siempre me hago. Yo no digo que a otros les hagan más controles y a nosotros menos. Sólo pido justicia y que todos los deportistas tengan un control parecido.
- ¿Le ha afectado al rendimiento?
- Cuando entrenas sí, pero en las grandes vueltas, cuando estás sobre la bici, no lo piensas. Cuando más vueltas le das es después de una etapa. Un mes antes de la Vuelta intentaba no pensar en nada relacionado con el CONI y durante la carrera, tampoco.
- ¿Dónde está la solución?
- ¡Si yo lo supiera! Deberíamos de unirnos todos un poco para luchar por lo nuestro. En la Fórmula 1 intentaron hacer controles y dijeron que no, que era una prueba cerrada.
- ¿Hace falta más unión en el ciclismo?
-Sí, pero es difícil. Si ya no se ha conseguido con todo lo que ha sucedido...
- ¿En quién se apoya en los malos momentos?
- En la familia y en Antonio Sánchez, que está siempre conmigo. Yo entreno y él está al tanto de todo.
- ¿Con qué solución sueña?
- Con que se arregle todo y pueda seguir corriendo. Pero salga lo que salga voy a ser igual. Yo estoy preparado para todo. No me voy a hundir.
- Dicen que los ciclistas sois deportistas de laboratorio.
- Ni mucho menos. Hay quien piensa que vamos a la Vuelta y hacemos 200 kilómetros cada día como si nada. Para eso hay que entrenar todos los días. ¡Los complejos vitamínicos se los toman hasta los que juegan al ajedrez!
- Está claro que hay algo en el ciclismo que no funciona. Ahora dicen que los controles que le realizaron al equipo Astaná en el Tour fueron muy 'blandos'.
-Los altos cargos del ciclismo y la UCI no se entienden, algo falla desde arriba. ¿A quien crees? Las víctima siempre somos nosotros.
- ¿Por qué piensa que le ha tocado a usted?
-Lo que a mí me ha pasado... que decirte... Soy un corredor que destaca muchísimo y desde que salió todo el tema de la Operación Puerto me quieren castigar, pero yo no estoy implicado, sólo a nivel prensa sale mi nombre. Llevan detrás de esto tres años y nunca han podido implicarme, por algo será. Algunos de los que estaban en la Operación Puerto ya han sido sancionados, otros están en vías. Conmigo han intentado buscar aquí y allá, en todos los sitios, y no me han podido castigar. Digo yo que eso por algo será.
- ¿Y si al final lo consiguen?
- Será injustamente porque yo no sé de dónde sacan las cosas, nada ha sido legal, es mentira que tengan escuchas. La propia Guardia Civil dijo que no había nada, por eso nunca me han implicado. Es una pena, porque ahora, sin ser italiano, me quiere acusar un comité de ese país. ¿Dónde se ha visto algo así?
-¿Ha llegado a pensar que le pueden obligar a bajarse de la bici?
-Aún no lo he pensado, pero si me tengo que bajar forzosamente sería una pena porque estoy teniendo buenos años en el ciclismo, pero yo estaría bien.
-Murcia nunca antes ha tenido un campeón como Valverde, ¿Cree que el recibimiento de la ciudad no fue muy frío?
-No, no, ha sido genial. El problema es que no ha habido ni tiempo ni fechas para celebrarlo porque yo llegué un martes y el miércoles ya me iba para el Mundial. Ha sido todo muy rápido. Pero el calor y el cariño de la gente no se demuestra en un sólo día, es algo continuo y ahí es donde yo me doy cuenta de que soy querido por la gente.
-¿Los aficionados le conocen, o tienen una imagen distorsionada de cómo es?
-No hombre, es que eso es muy relativo. Hay quien me conoce y quien no. Yo creo que mi imagen es buena porque durante la vuelta parecía que sólo corría Valverde en el pelotón y éramos 200. Uno se queda con eso.
-¿A qué sabe el éxito?
-Te cambia porque es la ilusión que tenía desde siempre, para mí casi lo he conseguido todo en el ciclismo. Si tuviera que retirarme, lo haría contento y con un gran palmares.
-¿Cómo es el pelotón?
- Hay gente muy especial, corredores que son muy suyos pero, en general, el ciclismo es muy abierto y hablamos todos sin problemas, tanto españoles como extranjeros.
- ¿Cómo es Armstrong?
- Él sí es un poco más especial porque es la mayor estrella que ha tenido el ciclismo y está un poco más aislado. Ha sido siete veces ganador del Tour y va siempre con su guardaespaldas. Pero eso no pasa con Contador, por ejemplo.
- ¿Cómo es su relación con él?
- Muy buena, los piques los dejamos para la competición.
- ¿Cómo se puede entender que en una carrera de tres semanas con más de tres mil de kilómetros la victoria se decida por las bonificaciones y por unos segundos?
- Porque ahora está todo muy igualado, esto ya no es el ciclismo de Merckx o Bahamontes. Antes iban más a lo loco, ahora todos vamos preparados con la alimentación, el entrenamiento, masajes... las fuerzas están muy igualadas, por eso se gana por muy pocos segundos.
- ¿Tiene la impresión de que hasta que o se gana un Tour queda algo pendiente?
-No, no, ganar un Tour es muy difícil, bueno... en realidad es difícil ganar cualquier carrera grande. Hay corredores que se retiran y son muy buenos y han logrado una sola victoria en 15 años de profesional. Un Tour no lo puede conseguir cualquiera. Freire es un gran ciclista y es muy complicado que lo gane.
-Para Valverde no es imposible.
-Yo creo que es posible, tengo 29 años, estoy en una edad buena. Sastre lo consiguió con 33 años. Aunque dejara de correr podría volver. No estoy obsesionado con eso, ahora menos después de ganar la Vuelta, pero lo tengo en mente.
-¿Qué le pide a la próxima temporada?
-Estar bien y ganar el Tour.
En Tuenti

buscador

Buscador de deportes
buscar
«Estoy preparado por si me obligan a bajarme de la bici»
Alejandro Valverde, el pasado miércoles. /RAFA FRANCÉS / AGM
«Estoy preparado por si me obligan a bajarme de la bici»
Alejandro Valverde, en su casa, junto a una foto de sus hijos. /R. F. / AGM