La Verdad

Marine Le Pen reclama la suspensión inmediata de Schengen

Marine Le Pen.
Marine Le Pen. / Frederick Florin (Afp)
  • La líder del Frente Nacional culpa a las políticas de austeridad de la UE de "desarmar al Ejército y a la Policía franceses"

La líder del Frente Nacional, la eurodiputada francesa Marine Le Pen, ha reclamado la suspensión inmediata de la Europa sin fronteras interiores articulada en el espacio de Schengen, después de los atentados de París que causaron la pasada semana 17 muertos.

La líder eurófoba ha abogado porque "el pueblo francés pueda recuperar el control sobre sus fronteras" y ha culpado igualmente a las políticas de austeridad de la Unión Europea (UE) de "desarmar al Ejército y a la Policía franceses", durante una conferencia de prensa en la sede de la Eurocámara en Estrasburgo.

"Europa nos debilita porque nos impone una apertura de fronteras. No hay país en el mundo que no sepa que la primera medida para luchar contra el terrorismo es poder protegerse controlando sus propias fronteras", ha afirmado. Preguntada sobre de qué habría servido cerrar fronteras con el resto de la UE si los terroristas eran nacidos en Francia, Le Pen ha insistido en que si su país pudiera cerrar sus fronteras lucharía mejor contra el terrorismo porque podría no dejar entrar a los franceses que reciben entrenamiento yihadista en terceros países.

Plan de acción contra el terrorismo

La política francesa ha denunciado que "la libertad de circulación permitió que una terrorista relacionada con el caso fuera hasta España sin pasar ningún control y de ahí cogiera un avión a Turquía". Medidas como la suspensión de la libertad de circulación y una moratoria en los recortes presupuestarios del Ejército y la Policía francesas se incluyen en un plan de acción contra el terrorismo que Le Pen ya avanzó que presentará este viernes.

Para Le Pen, los atentados fueron "contra el modelo francés, contra sus valores" y tras el duelo que el pueblo francés hace por la muerte de esas 17 personas, "es el momento de pasar a la acción".

Por otro lado, la líder del FN ha reprochado al presidente de Francia, François Hollande, que haya preferido hablar de terroristas en este caso, "en vez de hablar claramente de fundamentalismo islámico". "Tras los atentados, lo primero que ha hecho el Gobierno es pedir al conjunto de los franceses que no se hable de fundamentalismo islámico y que solo se hable de terrorismo. Pero el terrorismo es solo un medio detrás del que hay una ideología y hay que llamar a las cosas por su nombre", ha manifestado.

Por otro lado, Le Pen también ha culpado a la política internacional francesa que, ha dicho, "es un auténtico mosaico de incongruencias". "Las acciones internacionales (del Gobierno francés) han permitido que Libia caiga en manos fundamentalistas, por ejemplo", ha señalado.

Por otro lado, ha pedido que países como Arabia Saudí o Catar no puedan invertir en Francia. "Que nadie se equivoque. Catar no invierte en (el equipo de fútbol) PSG porque le guste el fútbol, sino porque busca limpiar su imagen", ha criticado.

Finalmente, a propósito de su ausencia de la marcha contra el terrorismo del pasado domingo en París, Le Pen denunció que fue el Gobierno galo y otros partidos quienes "rompieron la unidad nacional" al no invitar al Frente Nacional.