¿Bebes «lo normal» o puede que tengas algún problema con el alcohol?

¿Bebes «lo normal» o puede que tengas algún problema con el alcohol?

Beber más de dos cervezas o más de una copa de vino al día es peligroso

LA VERDAD

Un 10,2% de los españoles consumen alcohol todos los días, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). La mayoría de ellos dirán que beben lo normal.

El doctor Augusto Zafra, director del Centro de Desintoxicación IVANE, ha explicado al diario ABC que «la OMS considera que existe consumo alcohólico de riesgo en el caso de los hombres cuando se superan los 280 gramos semanales y, en el de las mujeres, es suficiente con 170 gramos. Por tanto, beber más de dos cervezas al día o más de una copa de vino de 12 grados, sería peligroso».

Beber alcohol es un hábito y «todo aquello que se repite durane un tiempo llega a crear una costumbre y acaba viéndose como algo normal», advierte Zafra.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) limita a 30 o 40 gramos al día la cantidad de alcohol recomendada. Podemos hacer el cálculo si multiplicamos los grados de alcohol de la bebida por 8. Después , multiplicamos el resultado por la cantidad de litros que hemos ingerido. De este modo, una caña de cerveza equivale a 10 gramos porque 5 grados de alcohol x 8 x 0,25 litros = 10 gramos.

Hay dos razones por las que una persona deja de beber todos los días, según explica el subdirector de estudios y programas de la Fundación de Ayuda a la Drogadicción (FAD), Miguel Ángel Rodríguez. Una es el diagnóstico de un médico, que implica consumir cero alcohol, y la otra es por recomendación de tu entorno o por haber tenido algún problema laboral, legal, médico o de relación a raíz de su consumo. Para ese momento, Rodríguez recomienda siete pautas para dejar el alcohol poco a poco.

Consejos para dejar el alcohol paulatinamente

Voluntad
Se recomienda «recopilar de alguna manera lo que se está bebiendo, visualizando lo que se ha ingerido en una especie de fotografía». Es una manera de darnos cuenta de la cantidad que estamos consumiendo.
Buscar otros entretenimientos
Desarrollar actividades alternativas de tipo cultural , recreativo o deportivo para ocupar el tiempo que emplearíamos bebiendo.
Huir de los estímulos
Nada de quedar en bares o hacer planes que inciten al consumo de alcohol.
Ponerse metas
Por ejemplo, «la primera semana, voy a reducir a cinco cañas a la semana», de modo que establezcamos un calendario.
Pasar una ronda
«De cada tres, una te saltas, no tener el vaso en la mano, no combinar bebidas alcohólicas, no tomar tragos largos y comer antes o durante la ingesta»
Tener apoyo
Contar con el ánimo de las personas que te rodean.
Visualiza la situación a través de una frase concreta
Por ejemplo, «no me quiero volver a ver cómo el otro día, no quiero volver a tener resaca, no quiero meter nunca más la pata como lo hice»
Buscar ayuda profesional
Acudir al médico de cabecera de vez en cuando.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos