La Delegación refuerza la vigilancia en las zonas rurales de Yecla para frenar los robos

El delegado del Gobierno preside la Junta Local de Seguridad, ayer, en el Ayuntamiento de Yecla. / delegación del gobierno
El delegado del Gobierno preside la Junta Local de Seguridad, ayer, en el Ayuntamiento de Yecla. / delegación del gobierno

Las denuncias de vecinos por hurtos en chalets en el paraje de La Argandoña obligan a aumentar el número de agentes durante las fiestas locales

A. ALONSO

Más vigilancia de quien tiene las competencias: la Guardia Civil. El incremento de los robos en las casas de campo que sufre el municipio de Yecla en los últimos meses está empezando a calar en los responsables de seguridad. El delegado del Gobierno en la Región de Murcia, Francisco Jiménez, anunció ayer el incremento de la vigilancia con patrullas de la Guardia Civil en las zonas de campo de Yecla, donde los vecinos denuncian un incremento de los delitos y manifiestan una «sensación de inseguridad».

Desde el pasado mes de diciembre, los casos de robos en chalets han ido aumentando. Los últimos hurtos se produjeron hace escasamente dos semanas. Tres casas de campo fueron asaltadas en el paraje denominado La Argandoña, que se encuentra a unos siete kilómetros del casco urbano en la zona sur del municipio. Además, en parajes como La Pujola y El Lentiscar, los vecinos están organizados en grupos de mensajería instantánea en el móvil para alertarse entre ellos sobre la presencia de extraños en la zona.

El delegado del Gobierno, Francisco Jiménez, anunció el aumento de los efectivos de la Benemérita durante la Junta Local de Seguridad del municipio. Además de este asunto, se abordaron los dispositivos de seguridad con motivo de las Fiestas de San Isidro y las Elecciones Autonómicas, Locales y Europeas.

Durante la cabalgata, que se celebra mañana, se instalará un punto lila en la plaza de San Cayetano

«En zona urbana, se ha producido un descenso importante de los delitos, especialmente los relativos a las sustracciones en el interior de vehículos o contra la libertad sexual y los malos tratos. Sin embargo, en zonas rurales las cifras se han incrementado y hemos atendido la petición de los vecinos y del propio Ayuntamiento para reforzar la vigilancia con más patrullas», explicó el delegado del Gobierno.

Durante la sesión celebrada en el Consistorio, Jiménez trasladó a los responsables municipales los detalles para la próxima incorporación del Ayuntamiento al sistema Viogen del Ministerio del Interior, que se materializa con la firma de un protocolo con la Delegación del Gobierno, como ya han hecho otros diez municipios de la Región. Se trata de un sistema de seguimiento integral en los casos de violencia de género, que se puso en funcionamiento en 2007 dentro de las Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género.

Festividad de San Isidro

La ciudad vivirá mañana sábado el día grande de las Fiestas de San Isidro con la presencia de miles de visitantes, que asistirán, como cada año, al gran desfile de carrozas. Se trata de la jornada de mayor congregación en las calles del municipio. Fuentes municipales calculan que «se puede llegar a doblar la población de Yecla, que está en unos 34.000 habitantes». Esta circunstancia hace que los cuerpos de seguridad vayan a desplegar un dispositivo especial para evitar posibles incidentes.

Los responsables de Guardia Civil, Policía Nacional y Policía Local de Yecla se reunieron en el Consistorio para coordinar los efectivos en una jornada donde lo que más preocupa son las posibles reyertas que se pueden originar por el consumo de alcohol entre el público más joven. En los últimos años, no ha habido que lamentar incidencias reseñables, aunque aún quedan en la memoria de los vecinos diversas peleas, heridos y detenidos por incidentes en la cabalgata de las fiestas.

El concejal de Festejos del Ayuntamiento de Yecla, Jesús Verdú, anunció ayer la puesta en marcha de una campaña de prevención del consumo de alcohol, coordinada junto a la Federación de Peñas de San Isidro. Durante la cabalgata, Cruz Roja Juventud colocará un punto de sensibilización y concienciación con perspectiva de género, mientras que el Centro de Atención a las Víctimas de Violencia de Género (CAVI) y el Colectivo Amatista situarán un punto lila mañana por la tarde junto a la plaza de San Cayetano y, por la noche, en la zona de los Ventorrillos. En él repartirán información y asesorarán a posibles víctimas de agresiones.

Por otro lado, desde la Federación de Peñas explicaron que, a lo largo del recorrido, se dispondrán 46 chiringuitos en la calle, doblando la cantidad de la anterior edición, y 36 locales privados. Eso solo en la zona acotada. En el resto del recorrido habrá muchos más chiringuitos que son parte de una fiesta que ya tiene todo preparado para vivir por todo lo alto su día más grande.