La Biología, con perra entra

Maika Ruiz y 'Tara', junto a una alumna en clase de Biología. / Á. a.
Maika Ruiz y 'Tara', junto a una alumna en clase de Biología. / Á. a.

Alumnos del IES José Martínez Azorín mejoran sus resultados, según el centro, gracias a la participación de 'Tara' en clase

Á. ALONSOMURCIA.

La letra, y la biología, con una perra entran. Así lo demuestra el Instituto José Martínez Azorín, de Yecla, que está llevando a cabo un proyecto de Educación Asistida con Animales pionero en España, y que está mejorando los resultados académicos de los alumnos. Se trata de una iniciativa promovida por la profesora de Biología del centro, Maika Ruiz, que cuenta con el total respaldo de los profesores y del equipo directivo del instituto. Pero la pieza básica tiene nombre de perro. O, mejor dicho, de perra: 'Tara'. Se trata de una hembra de perro lobo checoslovaco que está adiestrada como coeducadora y que ayuda en las siempre complicadas clases de Biología. «El animal hace el papel de herramienta. Hay que preparar materiales que ella puede utilizar en el aula y lo que hace es motivar al alumno a participar. Al final, 'Tara' genera muy buen ambiente de trabajo», explica la profesora. En ocasiones, 'Tara' también hace de alumna y son sus 'compañeros' los que tienen que enseñarle los temas de Biología. «El alumno se convierte en el principal protagonista de su aprendizaje. La presencia del animal les estimula porque quieren hacer cosas con 'Tara' y, al final, están más atentos», asegura Maika Ruiz. Otros de los beneficios de la presencia de 'Tara' en el aula es que facilita el silencio, permitiendo mayor efectividad en las clases. Actúa como vínculo entre los alumnos y el profesor porque hace que los docentes sean vistos como 'aliados', en vez de ser esas figuras distantes que ponen deberes y exámenes. La perra también reduce las conductas disruptivas en el aula. 'Tara', de momento, acude a algunas clases con alumnos de Primero de la ESO, en un par de grupos, y también en Formación Profesional.

Lo más importante es que la presencia de 'Tara' en clase ha provocado una mejora constatable en las calificaciones de los estudiantes. «En la primera evaluación, antes de empezar el proyecto, el porcentaje de aprobados estaba en un 64%. En la segunda evaluación, ya con 'Tara' en clase, el porcentaje de aprobados ha subido hasta el 88%», se enorgullece Ruiz de los resultados.

Preparación

El adiestramiento del animal, según la docente, es la pieza clave de este proyecto. Es un trabajo previo que se realiza en el domicilio de la profesora. Es ella quien conoce todas las señales del animal, que, «a veces, necesita descanso y que también se equivoca. Pero las equivocaciones también nos sirven para aprender».

El adiestramiento con 'Tara' comenzó desde cachorro, y no hay un día sin entrenamiento. La profesora comenta que este tipo de asistencia educativa tiene como referencia la escuela Green Chimneys de Nueva York. «Empecé a formarme y fui adaptando lo aprendido a lo que necesitamos aquí», asegura Maika Ruiz, quien ostenta un máster propio en Intervenciones Asistidas con Animales. Se trata de un método novedoso en Educación Secundaria en España. «Se ha trabajado con alumnos de Educación Especial y el programa READ, que mejora las habilidades de lectura de los niños pequeños. Pero lo que hacemos en el instituto Azorín de Yecla no lo hay en otro centro en España», recalca.