Una ola de robos en Puerto de Mazarrón genera una gran alarma entre los vecinos

La puerta, destrozada, por la que entraron los ladrones al domicilio de uno de los vecinos. / LV
La puerta, destrozada, por la que entraron los ladrones al domicilio de uno de los vecinos. / LV

Una afectada se queja de que «la Policía Local no acudió tras el suceso porque ya nada podía hacer y había cosas más relevantes que atender»

SÓCRATES SÁNCHEZMAZARRÓN

Los vecinos de la Urbanización Playa Grande en Mazarrón están indignados ante la oleada de robos que vienen sufriendo en las últimas semanas. La escasa respuesta que dicen obtener por parte de la Administración y de las fuerzas de seguridad es la gota que colma el vaso. La zona, que años atrás era «muy tranquila», se ha convertido este año en un foco continuo de robos exprés, un sistema de asalto a las viviendas que aprovecha la marcha de los residentes, a actividades tan cotidianas como darse un paseo o un baño, para desvalijarlas en un santiamén.

Esta situación ha generado una especial preocupación entre los propietarios de segundas residencias en esta zona, ya que pasan grandes temporadas desocupadas. «Es la primera vez que se da una situación así. Los niños tienen miedo de quedarse solos en casa, la gente está alarmada y un poco harta», sostiene Luisa Guevara. «A mis padres les entraron a robar mientras salían al parque, que se encuentra a escasos metros de su casa. Y quince minutos más tarde, mi hijo se pasó por la casa y, al tocar el timbre, escuchó un fuerte estruendo». Resultó que los ladrones huyeron por la parte trasera, tal como relató la hija de los afectados. «Se llevaron los monederos, los objetos tecnológicos que había, y se ve que estaban rebuscando en los cajones de las habitaciones de la planta de arriba cuando mi hijo, al tocar el timbre, les sorprendió y provocó su huida».

Cajones revueltos tras el robo en otra vivienda.
Cajones revueltos tras el robo en otra vivienda. / LV

Lo que le molesta especialmente es que «la Policía Local no acudió cuando la avisamos, porque ya se había producido el robo y había cosas que atender de mayor relevancia».

Los relatos de asaltos a viviendas se repiten por esa urbanización. «Estábamos prevenidas y dejamos todo bien cerrado antes de bajar a la playa. Nos fuimos sobre la una de la tarde, pero a la hora y media una vecina me avisó para que volviera a mi casa, ya que me habían entrado a robar y se encontraba allí la Guardia Civil». Parece que alertó un vecino, que no quiso identificarse, pero que en apariencia vio cómo los ladrones «sacaban la bicicleta de mi marido por la valla», relató María Dolores Guillermo. Esta vecina afectada por esta ola de robos exprés explica que «rompieron tanto la puerta de entrada delantera como la trasera, dejaron muchos cristales en el suelo, tiraron toda la ropa al suelo, dejaron la casa hecha un desastre... Se llevaron todo tipo de aparatos electrónicos, como móviles y relojes inteligentes, pero se dejaron una tableta iPad, que estaba bastante a la vista, pero tiene una aplicación para su localización. Las mascotas que tenemos en casa estaban asustadas cuando llegamos».

A su vez, Guillermo señala que «la falta de efectivos es algo que estamos notando desde hace unos años. La Guardia Civil nos ha recomendado que, si observamos algún coche raro, o a alguna persona sospechosa, que llamemos y que intentarán pasarse en la medida que puedan. Pero, claro, venimos a pasar unos días tranquilos, y nos preocupa que no haya seguridad mientras disfrutamos de las vacaciones».

Matías Andreo es otro de los vecinos que ha sufrido un robo en su casa. «La puerta de la verja estaba entreabierta. Saltaron hasta el balcón y forzaron la puerta, se llevaron lo que vieron, pero no destrozaron nada. Son dúplex contiguos, saben perfectamente lo que llevarse y lo que no», sostiene este vecino.

«La sensación de inseguridad que vivimos con la falta de medios de las fuerzas de seguridad en el Puerto es palpable desde hace varios años; no sé por qué motivo, ya no se ve tanto a los agentes como antes», añade. Andreo lamenta que «lo que estoy viviendo este año, no lo he visto nunca. Es un asunto muy distinto que te puedan entrar cuando estás en casa, con tu familia, a que lo hagan cuando tu vivienda está vacía durante el resto del año. Espero que se tomen cartas en el asunto».

Los vecinos se plantean una recogida de firmas para reclamar mayor seguridad en el municipio.

El Ayuntamiento toma medidas ante las quejas vecinales

Desde el Ayuntamiento de Mazarrón recogen los comentarios de los vecinos y dicen que se han adoptado medidas ante la oleada de robos. «Desde las ocho de la mañana de anteayer, se intensificó el servicio por esta zona, contando con los servicios de la Policía Local, y también realizando las gestiones necesarias para el apoyo de patrullas de la Guardia Civil», destacó Gaspar Miras, alcalde del municipio. «Una intesificación del servicio que no hace olvidar la precariedad del número de agentes». Miras destacó «la necesidad de celebrar la Junta Local de Seguridad con la Delegación de Gobierno». Desde este organismo, afirman que han enviado cinco nuevos agentes para reforzar el cuartel.