Los interinos tendrán ventaja en la oposición de la administración general

Protesta de interinos a las puertas de Función Pública, en Murcia, el martes pasado. / Nacho García / AGM
Protesta de interinos a las puertas de Función Pública, en Murcia, el martes pasado. / Nacho García / AGM

Función Pública y los sindicatos llegan a un acuerdo en el que los méritos computarán un 40% en esta área de la Comunidad Autónoma

Julián Mollejo
JULIÁN MOLLEJO

Los alrededor de 2.000 interinos que trabajan en administración y servicios de la Comunidad Autónoma partirán con ventaja en las oposiciones, según el acuerdo alcanzado ayer por la Dirección General de Función Pública y parte de los sindicatos de funcionarios, que desbloquea la convocatoria de la oferta de empleo público en esta área de la Administración regional.

El acuerdo, suscrito por CC OO, UGT y la Federación de Sindicatos de Educación y Sanidad, que integran Anpe y Satse, establece las condiciones con que se realizarán las pruebas para cubrir aproximadamente un millar de plazas de las 1.561 que se ofrecen entre los años 2017 y 2018.

El proceso selectivo de estas mil plazas consistirá en un concurso-oposición que otorgará un 40% de la nota final a la valoración de los méritos y el 60% restante a la puntuación obtenida en el examen tipo test.

El pacto suscrito ayer confirma la división sindical en la Administración regional

Los méritos aportados se valorarán con cuatro puntos, de los que 0,5 se otorgarán a los candidatos que hayan aprobado alguna de las últimas tres oposiciones del mismo cuerpo, escala y opción sin conseguir plaza. Los otros 3,5 puntos se repartirán de la siguiente manera: dos puntos por servicios prestados en la Administración regional en el mismo cuerpo, escala y opción o con funciones similares, un punto por servicios prestados en cualquier administración y otros 0,5 puntos por formación, según informó la Consejería de Hacienda.

La directora general de la Función Pública, Carmen María Zamora, declaró que «todas las medidas adoptadas facilitan la consolidación de los puestos de trabajo que ya desempeñan los funcionarios interinos y a la vez respetan los principios de libre concurrencia y de igualdad de oportunidades».

Protestas en la calle

La negociación del acuerdo, que se ha dilatado varios días para que los sindicatos consultaran con sus afiliados, se ha desarrollado con el ruido de fondo de las protestas llevadas a cabo por los interinos de administración y servicios, que exigían ventajas más amplias para poder obtener una plaza en propiedad.

Función Pública aseguró que los criterios de selección pactados «garantizan que los interinos que aprueben la oposición pueden permanecer en los puestos de trabajo que desempeñan en la actualidad. Además, se creará una lista de espera para los candidatos que no obtengan plaza, en la que se contabilizarán los últimos diez años de antigüedad, y las personas que ya están en las listas tienen garantizada su continuidad, proporcionándoles así mayor seguridad de permanencia en su trabajo».

Del total de plazas que se ofertan, unas 300 son de acceso libre, en las que el examen contará un 80% y la experiencia un 20%. El resto de plazas serán de promoción interna.

La negociación sellada ayer confirma la fuerte división sindical en la Comunidad, que en los próximos meses celebrará elecciones sindicales en administración y servicios.

CC OO, que suscribió el acuerdo, destacó la mejora del 30% al 40% en la valoración de los méritos en la oferta para la estabilización de los puestos que ocupan los interinos. «Se trata de un buen acuerdo, dadas las posibilidades con las que hemos trabajado. Hemos sido transparentes en la negociación, hemos evitado la confusión y hemos analizado todas las opciones posibles», indicó el sindicato en una nota.

CSIF, en cambio, que se ha alineado con el colectivo de interinos más reivindicativo, rechazó el acuerdo por considerar que el número de plazas y los criterios para garantizar la continuidad de los interinos «son insuficientes».

 

Fotos

Vídeos