4.000 camiones murcianos, afectados por las protestas en Francia

Chalecos amarillos en el peaje de Biriatou./F. de la Era
Chalecos amarillos en el peaje de Biriatou. / F. de la Era

«Toda Francia está colapsada e Irún y La Junquera están cortadas en ambos sentidos», alertan desde la patronal murciana Froet. La situación se ha visto agravada con el corte de tráfico de la AP-7 provocado por los CDR catalanes

JORGE GARCÍA BADÍA y EP

El movimiento de protesta conocido como chalecos amarillos están impidiendo en Irún (Guipúzcoa) el paso de camiones a Francia y la protesta está originando retenciones que a las once y media de la mañana alcanzaban ya los cuatro kilómetros en la AP-8, en el peaje de Biriatou, según informaron fuentes del Departamento de Seguridad. Los problemas de circulación tambien están afectado a la frontera oriental, en el paso de La Junquera.

Desde Froet confirman que «toda Francia está colapsada» y alertan de que «Irún y La Junquera están cortadas en ambos sentidos». La patronal del transporte murciana recuerda que las protestas de los 'chalecos amarillos' coinciden con la temporada alta de frutas y hortalizas, por lo que estiman que este nuevo episodio de piquetes en el país galo está afectando a más 4.000 camiones. Todo ello, según Froet, a pesar de que algunas empresas «adelantaron algunas salidas por si ocurría esto».

Fuentes del Gobierno vasco indicaron que en la frontera occidental los primeros problemas empezaron pasadas las nueve y media de la mañana cuando comenzaron las primeras retenciones de medio kilómetro hasta llegar a cuatro kilómetros en el peaje de Biriatou. El carril derecho de la AP-8 estab ocupado por camiones y el izquierdo está libre. El Departamento de Seguridad señaló que, sobre las once menos cuarto, 'chalecos amarillos' que celebran este sábado una nueva jornada de protestas en Francia, se colocaron en la rotonda de Behobia en Irún y están impidiendo el paso de camiones al país galo, por lo que este punto también está colapsado.

Los CDR agravan los problemas de circulación

Los problemas generados por las protestas en Francia se vieron agravados este sábado con el corte de tráfico organizado por los Comités de Defensa de la República (CDR) catalana en la AP-7 a su paso por L'Ampolla (Tarragona), lo que dejó bloqueados durante horas a camiones y autocares y provocó varios kilómetros de retenciones, así como momentos de tensión entre conductores e independentistas.

Un centenar de activistas de los CDR impiden el paso en la calzada de la AP-7.
Un centenar de activistas de los CDR impiden el paso en la calzada de la AP-7. / Efe

Un centenar de activistas de los CDR se concentraron a primera hora de esta mañana en la calzada de la AP-7 a su paso por L'Ampolla, y amontonaron neumáticos, barriles, piedras y fragmentos de quitamiedos para impedir el paso en ambos carriles de la circulación.

Según el Servicio Catalán de Tráfico (SCT), los automóviles se están desviando por la carretera N-340, que acumuló retenciones de hasta tres kilómetros en dirección a Barcelona y de un kilómetro en sentido sur.

Los turismos fueron los primeros vehículos en ser desviados, mientras que algunos camiones y autocares permanecieron parados durante horas a la espera de que se les diera paso para poder acceder al desvío habilitado por la carretera N-340.

Miguel, uno de los camioneros afectados por la movilización de los CDR, explicó que ha permanecido parado en Tortosa (Tarragona) cerca de cinco horas y que, para poder acceder a la N-340, se está obligando a los conductores a circular marcha atrás hasta el desvío, una maniobra que considera «muy peligrosa» para los vehículos grandes, especialmente los tráiler articulados.

El bloqueo de la autopista desató momentos de tensión entre camioneros y activistas de los CDR, que se increparon mutuamente y se enzarzaron en enfrentamientos verbales.

Los activistas independentistas permanecen en la calzada, en algunos casos con los rostros cubiertos por pasamontañas, coreando gritos de apoyo a los presos políticos y consignas para exigir la dimisión del conseller de Interior, Miquel Buch, por las cargas del pasado jueves en Girona y Terrassa (Barcelona) en protestas contrarias a actos de Vox.

En un mensaje de Twitter recogido, los convocantes han dicho que necesitan «más gente» y que les lleven tiendas de campaña, sacos, mantas, comida y agua. También aseguraron que no detendrán la protesta hasta que se haga «efectiva la República», por lo que han interpelado al Govern.

Temas

Francia
 

Fotos

Vídeos