Un estudio asocia la obesidad con la falta de sueño en los dos primeros años de vida

Así lo constata, en un artículo publicado en la revista científica 'Nature Reviews Endocrinology', un grupo de investigadores de cinco países europeos

LA VERDADMurcia

Una ingesta elevada de proteínas, el consumo de bebidas azucaradas y dormir poco durante los primeros dos años de vida de una persona están asociados con una mayor riesgo de obesidad más adelante, durante la infancia. Así lo constata, en un artículo publicado en la revista científica 'Nature Reviews Endocrinology', un grupo de investigadores de cinco países europeos, liderados por Idoia Labayen Goñi, directora del grupo de investigación Elikps del Instituto de Innovación y Sostenibilidad en la Cadena Agroalimentaria (IS-FOOD) de la Universidad Pública de Navarra (UPNA).

«Un ambiente obesogénico en edades tempranas de la vida, incluyendo el período de crecimiento y desarrollo intrauterino, contribuye de forma muy importante al riesgo de obesidad. Los estilos de vida de la madre durante la gestación, así como la nutrición temprana del feto y del niño pequeño, se consideran factores muy relevantes de la prevención de la obesidad infantil», explicó la profesora del Departamento de Ciencias de la Salud de la UPNA, sobre un artículo que propone estrategias de prevención de la obesidad infantil desde la concepción hasta los 2 años de vida. Las dos autoras principales de este artículo son Elvira Larqué Daza, catedrática de la Universidad de Murcia (UMU), y la ya citada Idoia Labayen.

El estudio concluye que, «a pesar del efecto no concluyente de la lactancia materna en la reducción del riesgo de obesidad en los menores, esta práctica debe promoverse debido a sus muchos efectos beneficiosos».