«Los miedos no hay que taparlos»

La sargento Emilia y el agente Celdrán, ayer, con el libro en el Archivo Regional. / nacho garcía / agm
La sargento Emilia y el agente Celdrán, ayer, con el libro en el Archivo Regional. / nacho garcía / agm

La sargento Emilia, policía y bloguera, publica un cuento de autoayuda para los niños que sufren acoso en las aulas

María José Montesinos
MARÍA JOSÉ MONTESINOS

La labor educativa que la Policía Local lleva a cabo en los colegios y, especialmente, en una cuestión tan en boga como el 'bullying' o acoso escolar, ha sido plasmada en un cuento titulado 'Súper Pedrito'. La autora es la sargento Emilia, que lleva más de 30 años trabajando en el cuerpo de la Policía Local de Murcia, y ha contado con la colaboración de un compañero, el agente Benjamín Celdrán, con quien lleva trabajando más de 10 años, y que se ha encargado de las ilustraciones que acompañan al cuento.

La sargento Emilia, que es también filóloga, psicóloga y bloguera de laverdad.es, pensó en escribir el cuento a raíz de una historia real, que le sirvió de base para un artículo titulado 'Un psicópata en las aulas', que publicó en 'La Verdad'.

Las ilustraciones del relato son del agente Benjamín Celdrán, con quien lleva trabajando una década

«Una amiga -explica- me contó, y lo hizo con vergüenza, y cuando ya había pasado, el caso de su hijo, que sufría acoso escolar y al que tuvo que cambiar de colegio. Contaba cómo a un niño, Ramón, sus compañeros lo metían en el aseo y se orinaban en su cartera. Así que él se veía obligado a hacer virguerías para lavar su bolsa en el aseo para que su madre no se diera cuenta. Además, optó por ir a orinar a los alcorques del patio, donde lo pillaron varias veces, hasta que sus profesores se dieron cuenta de lo que pasaba».

La presentación oficial será el sábado, día 22, en la Feria del Libro, en el paseo de Alfonso X

Lía Gonzaga -que es como Emilia González García va a firmar su próxima novela negra- escribió la historia, ilustrada por su compañero Benjamín, y se la ofreció a una editorial de Madrid: «Les encantó la historia, pero intentaron convencerme para que cambiara de dibujante porque eran partidarios de muñecotes grandes diseñados por ordenador para editar una especie de álbum y venderlo a 20 euros. Pero yo quería algo más sencillo, con dibujos como los que hacen los niños, que he coloreado yo, y más barato». Fue entonces cuando se lo presentaron a la editorial murciana Pluma Verde, «y les gustaron los dibujos. Eso fue lo que me acabó de convencer». Los protagonistas del cuento son un niño, Pedrito, sus amigos y dos policías, uno de los cuales se llama Benjamín, como el agente autor de las ilustraciones, y la otra Elisa (que sería Emilia).

Benjamín Celdrán, de 37 años, se hizo policía local por tradición familiar, pero confiesa que su pasión de verdad es el dibujo. De hecho, es especialista en hacer caricaturas de sus compañeros, incluidos los jefes.

El cuento, que ha sido traducido al inglés, francés y valenciano, se va a lanzar inicialmente en castellano. Va dirigido a los niños de 8 a 9 años. «Lo bueno es que lo hemos testado con chavales y hemos ido introduciendo cambios sobre la marcha, eliminando las partes que menos interesaban. Una de las cosas que más les ha gustado es que en el cuento se dan tres pistas para ser valientes y subir la autoestima» (que la autora no quiere desvelar para que la gente compre el libro). En la narración se incluyen algunas recomendaciones que los policías dan en las aulas, como que todos nos enfadamos pero que hay que controlar la ira, o que los miedos no hay que taparlos y es lo que se hace en las aulas, escribirlos en la pizarra.

El libro ya está en Amazon y, a partir de mañana, se podrá adquirir en cualquier librería al precio de 8 euros. La presentación oficial será el sábado 22 de septiembre, por la mañana, en la Feria del Libro, en una de las casetas instaladas en el paseo de Alfonso X.

Ideas como que ser diferentes no significa ser inferior o que no tienes que gustar a todo el mundo son mensajes que quieren hacer llegar a los escolares murcianos, entre los que «sí hay muchos casos de acoso escolar», indica la sargento Emilia, que conoce el tema de cerca.

El cuento, del que se ha eliminado la palabra 'canijo' como quería la editorial madrileña titularlo inicialmente, es el primero de una colección que quieren llevar a cabo con la denominación de 'Corazones azules', ya que azul es, precisamente, el color de los uniformes que visten Emilia y Benjamín cuando están de servicio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos