Murcia recuperará el buhobús con las pedanías en noviembre poniendo vigilantes de seguridad

Un buhobús con el trayecto Sangonera la Seca-Murcia./LV
Un buhobús con el trayecto Sangonera la Seca-Murcia. / LV

La ampliación del servicio en seis líneas permitirá recuperar el transporte nocturno entre las pedanías y las zonas de ocio

David Gómez
DAVID GÓMEZ

Evitar accidentes de tráfico y tranquilizar a las familias. Ese es el objetivo del buhobús, el servicio de transporte público nocturno entre las pedanías y las zonas de ocio de la ciudad durante los fines de semana y las fiestas importantes, que se volverá a poner en marcha antes de que acabe noviembre dos años después de que fuera suprimido. La recuperación de estos autobuses, destinados a evitar que los jóvenes que viven más alejados del casco urbano cojan el coche para salir por las noches, ha sido posible por el acuerdo que Partido Popular y Ciudadanos alcanzaron para aprobar los Presupuestos de 2018. Tendrá un coste aproximado para las arcas municipales de 337.000 euros.

El concejal de Hacienda, Contratación y Movilidad Urbana, Eduardo Martínez-Oliva, tiene listo el dispositivo para ponerlo en marcha cuanto antes, tras acordarlo con la empresa concesionaria LAT y la Comunidad, que tiene las competencias de transporte interurbano en el municipio. No se van a habilitar nuevas líneas, sino que se ampliarán las expediciones en seis ya existentes: la 28 (que cubre la ruta entre Sangonera la Verde y Murcia), la 30 (que sale de Zeneta), la 44 (con origen en Rincón de Beniscornia), la 31 (Alquerías), la 36 (Cobatillas) y la 91 (Sangonera la Seca). Se cubrirá así el mismo recorrido que se hacía anteriormente. Los buhobuses funcionará 98 días al año, según el cálculo que ha hecho el Consistorio, prestando servicio las noches de todos los viernes y sábados, así como en Navidad, Fiestas de Primavera y Feria de Septiembre. No estarán disponibles en julio y agosto.

Una de las causas por la que se dejó de prestar este servicio fue que la concesionaria exigió que en los autobuses viajaran vigilantes para garantizar la seguridad de los conductores y evitar que algunos jóvenes cometieran actos incívicos como consecuencia del consumo de alcohol. Esto ocasionaba un incremento del coste económico en unos años en los que las administraciones públicas no estaban muy boyantes. Sin embargo, la recuperación experimentada por las arcas municipales de un tiempo a esta parte va a permitir, según el edil Martínez-Oliva, que en cada uno de los seis vehículos que cubrirán las rutas haya una persona encargada de prevenir el vandalismo. Este guardia estará en permanente contacto con la Policía Local ante incidencias graves que puedan producirse.

Horarios y precios

Los autobuses nocturnos tendrán seis expediciones, tres de ida y otras tres de vuelta. Saldrán de sus respectivos puntos de partida a las 23.30, 1.30 y 3.30 horas, finalizando su recorrido en Atalayas y en la plaza Circular. Desde estos lugares, los vehículos partirán de nuevo hacia sus pedanías de referencia a las 00.30, 2.30 y 4.30 horas, según consta en la propuesta que tiene sobre la mesa el concejal de Hacienda, Contratación y Movilidad Urbana.

Las rutas

Línea 28
El autobús sale de Sangonera la Verde y pasa por El Palmar, La Alberca, Santo Ángel, Patiño y Ronda Sur para llegar a Murcia (21 kilómetros).
Línea 30
Parte de Zeneta y hará paradas en Los Ramos, Torreagüera, Beniaján, San José de la Vega, Los Garres, Algezares, Barrio del Progreso y Santiago el Mayor, finalizando el recorrido en la ciudad (25 kilómetros).
Línea 44
Salida de Rincón de Beniscornia. Pasa por las pedanías de La Ñora, Guadalupe, Espinardo, El Puntal, Churra, Cabezo de Torres y Murcia (20 kilómetros).
Línea 31
La ruta va desde Alquerías hasta Murcia. El recorrido transcurre por El Raal, Santa Cruz, Llano de Brujas y Puente Tocinos (16 kilómetros).
Línea 36
El recorrido comienza en Cobatillas y pasará por El Campillo, El Esparragal, Las Lumbreras, La Cueva, Monteagudo, Casillas y Zarandona, para finalizar el trayecto en la capital (20 kilómetros).
Línea 91
El vehículo partirá de Sangonera la Seca, recogiendo viajeros en Alcantarilla, Puebla de Soto, La Raya, Nonduermas, Era Alta, San Ginés y Aljucer, para acabar el trayecto en Murcia (27 kilómetros).

En cuanto a los precios, los usuarios de los seis buhobuses tendrán que abonar tres euros por un billete sencillo, pero encontrarán promociones de ahorro. Por la compra de un tique de ida y vuelta pagarán cinco euros, uno menos de lo que gastarían si adquirieran uno solo. Asimismo, se ofertará un bono de veinte viajes, con el que el coste del viaje se reducirá a dos euros.

«Salvar vidas»

El responsable municipal se congratuló por la recuperación de este servicio «gracias a la capacidad de entendimiento mostrada por Partido Popular y Ciudadanos en el acuerdo alcanzado el pasado mes de julio para la aprobación de los Presupuestos de este año. Se ha demostrado que con voluntad de diálogo se pueden conseguir cosas muy beneficiosas para los ciudadanos de Murcia».

Respecto a la inversión extraordinaria que supone para el Ayuntamiento, el edil de Hacienda señaló que puede ser menor de lo previsto en función de la demanda que tengan los autocares. «No es ni caro ni barato. Si se puede contribuir a salvar una sola vida de un joven, ya está justificado todo el gasto que se haga. Lo más importante es la tranquilidad que van a tener las familias murcianas en las noches de fin de semana sabiendo que sus hijos no se arriesgarán a tener un accidente en la carretera viniendo a la ciudad en sus propios vehículos», considera Eduardo Martínez-Oliva.

Equiparación de tarifas

Por su parte, el portavoz municipal de Ciudadanos, Mario Gómez, destaca que la mejora del transporte público en el municipio ha sido uno de los caballos de batalla de su grupo desde que llegó al Consistorio en 2015. Sobre la recuperación del buhobús, indicó que se han trazado las rutas en función del porcentaje de jóvenes que habitan en cada emplazamiento, con el fin de llegar al mayor número de gente posible.

El líder de la formación naranja indica, asimismo, que el acuerdo presupuestario con el PP no solo establece la recuperación de la comunicación con los espacios de ocio, sino que hay otros puntos que todavía se tienen que materializar, como la revisión de las bonificaciones y la equiparación de tarifas entre las dos empresas concesionarias que operan en el municipio (Transportes de Murcia, que realiza las rutas de la ciudad, y LAT, que cubre las líneas de las pedanías). También solicita Mario Gómez información sobre qué expediciones se establecerán hacia el aeropuerto de Corvera.