«He llegado a coger ocho kilos en tres días después de una competición»

Juan Pedro Espadas Díaz, en una competición. / lv
Juan Pedro Espadas Díaz, en una competición. / lv

Juan Pedro Espadas Díaz, graduado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte

MINERVA PIÑERO

Juan Pedro Espadas (Alhama de Murcia, 1994) es capaz de ingerir unas cuatro mil calorías, «casi el doble de comida que una persona normal», cuando se encuentra en fase de volumen. Graduado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, el joven deportista viajó el pasado 2 de octubre a Polonia, donde participó en la 'Diamond Cup', en la disciplina 'men's physique', y consiguió el sexto puesto. Paciente y constante, como se define, en 2017 consiguió la medalla de plata en un campeonato regional y el primer puesto en una competición nacional. Siempre compite en la misma modalidad.

-¿Qué alimento es básico en su dieta?

-No tengo ningún alimento clave, la verdad. Me gusta ser flexible; así la dieta se hace más llevadera. Hay gente que a la hora de tomar hidratos de carbono, por ejemplo, solo come arroz, pero yo prefiero alternar los alimentos. En este caso, también tomo patata, cuscús, boniato... De esta forma no tengo la sensación de estar siguiendo una dieta.

-¿Y los dulces?

-(Risas). Últimamente tomo demasiados, desde que volví de la competición de Polonia. Soy de esas personas a las que les gusta comer. Después de la época de competir, lo paso hasta un poco mal: la comida me pierde. Después, todo vuelve a estabilizarse. Aun así, un día o dos a la semana suelo hacer alguna comida libre.

-¿Restringe su ingesta de agua los días previos a la competición?

-Existen los protocolos de no beber agua, y quienes los siguen se restringen mucho la última semana, antes de competir, pero yo confío más en los entrenadores, en quienes se basan en la ciencia. En mi caso, no defiendo lo que se solía hacer antiguamente. Antes, los deportistas se tomaban seis o siete litros de agua al día, durante tres días seguidos. Conforme se acercaba la competición, reducían su ingesta de agua hasta cortarla. No creo que este sea el método más efectivo. Basándome en mi experiencia, ya que he probado ambos protocolos, me ha ido mejor cuando no he variado la cantidad de agua.

-¿Qué se puntúa en los concursos en los que participa?

-El tamaño muscular, que no debe ser antiestético, y la definición, ya que el porcentaje de grasa debe ser lo más bajo posible. Las formas que tiene cada cuerpo también, aunque eso es un punto que depende mucho de la genética. Cuanto más estrecha sea la cintura y más ancha sea la espalda, mejor.

-¿Qué requisito debe cumplir quien quiera participar en estas competiciones?

-Ninguno, cualquier persona que esté inscrita en la Federación Regional de Fisicoculturismo puede competir. No hay ningún proceso previo.

-¿Cuántos días entrena cada semana?

-Cinco o seis, depende de la fase en la que me encuentre. Mis entrenamientos duran entre una hora y media y dos; más no. No entreno más tiempo porque no mejoraría, me estaría pasando en el aspecto relacionado con el volumen y el cuerpo no toleraría tantos estímulos. Controlo las series y la intensidad para que cada entrenamiento sea lo más eficiente posible.

-¿Qué fases componen la temporada?

-Se divide en dos grandes etapas. Primero, en la fase de volumen, cuando tenemos que ganar músculo, cuando comemos más de lo que el cuerpo gasta. Tras esta época, no tenemos un físico de revista, se nos ve más llenos. Después, hacemos la fase de definición, en la que buscamos quitarnos toda la grasa posible, durante unos tres meses. El periodo de volumen, en cambio, dura unos nueve meses.

-¿Cuántos kilos es capaz de subir tras una competición?

-(Risas). Después de la competición de Polonia cogí ocho kilos en tres días. Imagínate todo lo que pude comer estando allí. Alguna vez he subido demasiado peso de golpe.

-¿No le da miedo tener problemas de salud en un futuro?

-No creo que vaya a tener ningún problema por realizar entrenamientos y llevar una dieta. Creo, más bien, que debería estar preocupado si fuera una persona sedentaria.

-¿Y por qué le conocen como Titán?

-Porque hace unos dos años y medio empecé con mi canal de You Tube, donde subo recetas, vídeos de humor, cámaras ocultas... Quería que estuviera relacionado con el tema del 'fitness'. Al comentárselo a mis amigos, les dije que me ayudasen a encontrar un nombre con fuerza. Titán me pareció una buena idea; era bastante simbólico.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos