Las Dunas logra permiso para hacer parte del centro comercial en Cabo de Palos

El Ayuntamiento aprueba el cambio de uso que permitirá abrir medio centenar de pequeños comercios y dos medianas superficies

Eduardo Ribelles
EDUARDO RIBELLES

La promotora que lleva cinco años empeñada en reflotar con nuevas tiendas el Centro Comercial Las Dunas, en Cabo de Palos, obtuvo ayer permiso para hacer una parte del complejo proyectado. Gracias a la decisión tomada por la Junta de Gobierno Local, esta empresa pretende poner en marcha en un año dos medianas superficies y un bloque con medio centenar de pequeños establecimientos, probablemente centrados en el sector del ocio, el tiempo libre y la diversión.

El proyecto de rehabilitar el centro comercial lleva una década en marcha. Para darle viabilidad, la promotora obtuvo los permisos municipales y regionales para construir una rotonda en la autovía de La Manga, entre el acceso a Cabo de Palos y Cala Reona y el de salida de la localidad hacia Las Amoladeras.

Sin embargo, una vez construida, la Concejalía de Urbanismo detectó que la glorieta invadía los sistemas generales del plan parcial de la zona, además de tener varios informes de ámbito regional en contra. Como no podía cerrar la rotonda sin causar importantes problemas en el tráfico de acceso a La Manga, clausuró el acceso. Dos años de brega han llevado a que la Comunidad revocara los informes. Uno destacaba la afección a una zona arqueológica, otro ponía en duda el uso comercial de un sector que aparecía calificado como de uso hotelero, y el último reconocía la incompatibilidad entre el acceso y los sistemas generales del Plan Parcial.

Ahora, la promotora espera una rápida aprobación de los proyectos de urbanización y de reparcelación de la zona desbloqueada. Después pedirá la licencia de obra para demoler una parte de la galería comercial existente, que está muy deteriorada. En los terrenos resultantes hará dos naves para medianas superficies comerciales. En el ala que se mantendrá en pie se ubicarán los establecimientos más pequeños. Todo en un año o año y medio.

El visto bueno municipal de ayer no tiene en cuenta los terrenos que están más cerca de la autovía de La Manga, a ambos lados del acceso desde la rotonda. Allí hay cuatro parcelas, dos de uso residencial y otras dos de uso comercial. En estas estaba previsto ubicar más establecimientos. Los promotores esperan que el problema urbanístico que persiste allí esté resuelto a principios del año próximo.