Acusan a dos jóvenes de una oleada de asaltos en tiendas y gasolineras

Cajero de una gasolinera, reventado por los ladrones. / lv
Cajero de una gasolinera, reventado por los ladrones. / lv

Provocaron heridas de gravedad al empleado de un comercio en Espinardo al agredirle con un machete para que les diera el dinero

LA VERDADMURCIA

Agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil han detenido a dos jóvenes de 23 años de edad, a los que imputan hasta seis delitos, entre ellos varios robos con violencia, en los que habrían llegado a herir de gravedad a una de las víctimas. También se les atribuye estafa y falsedad documental.

La investigación se inició en mayo, a raíz de varios asaltos cometidos por los sospechosos tanto en la demarcación de la Policía Nacional como de la Guardia Civil, por lo que se inició una operación conjunta.

Los delincuentes actuaban encapuchados, con gran violencia y amenazaban a sus víctimas con un machete y una pistola. La primera denuncia se interpuso en Cartagena, donde trataron de robar la recaudación de un establecimiento sin éxito. Tras ello se desplazaron a un comercio situado en el barrio murciano de Espinardo, y arremetieron con un machete contra un empleado para robarle el dinero de la caja registradora. La agresión se saldó con heridas graves, por las que la víctima tuvo que ser intervenido.

Posteriormente, los asaltantes cometieron dos robos más en estaciones de servicio de San Javier y Los Alcázares, donde rompieron las cajas de recaudación para llevarse el dinero. Asimismo, realizaron varias estafas en gasolineras, pues se dedicaban a repostar combustible y huir sin abonar el importe.

Fruto de las gestiones practicadas por ambos cuerpos policiales se identificó a uno de los jóvenes, y posteriormente, las autoridades cerraron el cerco sobre el otro presunto atracador. Los detenidos fueron puestos a disposición del juzgado de guardia, que decretó el ingreso en prisión de los dos sospechosos.