https://static.laverdad.es/www/menu/img/lospiesenlatierra-desktop.jpg

Veranos de más de cuatro meses por el cambio climático

Un termómetro marca 40ºC en el centro de Murcia, el pasado 12 de julio. /JUAN CARLOS CAVAL/ AGMGráfico
Un termómetro marca 40ºC en el centro de Murcia, el pasado 12 de julio. / JUAN CARLOS CAVAL/ AGM

La estación estival es cada vez más cálida y extensa: ya dura cinco semanas más que a principios de los años ochenta, según datos históricos de Aemet

Miguel Ángel Ruiz
MIGUEL ÁNGEL RUIZ

El verano entrará oficialmente el 21 de junio a las 17.54 y terminará el 23 de septiembre, pero qué más da: el cambio climático lleva años derritiendo el calendario tradicional. La estación estival es cada vez más cálida y extensa, según los datos históricos que la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) dio a conocer este martes: se ha prolongado una media de nueve días por década en los últimos cuarenta años y ya dura cinco semanas más que a comienzos de los ochenta.

La Región de Murcia es una de las zonas más afectadas, junto con el Valle del Ebro y Castilla-La Mancha

Aunque las temperaturas medias han aumentado en todas las estaciones, los incrementos son más evidentes en primavera y sobre todo en verano. Esta información está contenida en la plataforma Open Data Climático, que recoge la información acumulada por 58 observatorios en todo el país y que podrá consultarse en la web de Aemet desde abril, informa el Ministerio para la Transición Ecológica. «Será una herramienta clave para estudiar el cambio climático y adoptar medidas de mitigación y adaptación, así como para acercar la realidad climática a la ciudadanía de forma más eficiente, abierta y funcional», señala el Ministerio.

La Región de Murcia y su entorno en el Sureste de la península, Castilla-La Mancha y el Valle del Ebro son las zonas más castigadas por el cambio climático, que ha extendido el clima semiárido sobre más de 30.000 km2 en el último medio siglo. Un territorio que equivale al 6% de la superficie nacional en el que viven 32 millones de personas que acusan en su día a día los estragos del calentamiento global.

La temperatura del Mediterráneo ha subido 0,34Cº por década y el nivel del mar aumenta 3,4 mm por año desde 1993

El análisis de la evolución de la temperatura anual arroja «una clara tendencia a temperaturas más altas en España desde 1971, tanto en valores promedio como en máximas y mínimas. Un resultado que concuerda con el hecho de que los años más cálidos se hayan registrado en su mayoría en el siglo XXI», destaca la Agencia Estatal de Meteorología. El de Murcia es uno de los observatorios de Aemet que han registrado al menos cinco años desde 2011 con temperaturas medias anuales situadas dentro del 20% de las más cálidas del periodo de referencia.

El cambio climático también está teniendo un reflejo claro en la temperatura superficial del Mediterráneo, que ha aumentado 0,34ºC por década desde principios de los años ochenta del siglo pasado. «Este aporte de calor provoca una expansión termal que contribuye al incremento del nivel del mar. Desde 1993 ha aumentado en 3,4 milímetros por año», advierte la Aemet.

El aumento de noches tropicales -cuando la temperatura mínima supera o iguala los 20ºC- es una consecuencia directa de un Mediterráneo cada vez más cálido que proyecta ese sofoco sobre sus regiones costeras.

La agencia climática relaciona el aumento de las temperaturas con un agravamiento del fenómeno conocido como 'isla de calor': cuando en el centro de las ciudades la temperatura se mantiene más alta que en la periferia durante la noche, un «plus térmico» que impide el descanso y afecta negativamente a la salud de los grupos de riesgo, como niños, ancianos y enfermos. Aemet recuerda que, a partir de un determinado umbral de temperatura máxima, «las muertes aumentan de forma notable».