«Nuestras vidas van a cambiar mucho»

Laura Navarro, de la peña El Pimiento, y Alba Ros, de la peña San Isidro-La Panocha, posaron ayer para 'La Verdad' en las fuentes de la Glorieta de España./Guillermo Carrión / AGM
Laura Navarro, de la peña El Pimiento, y Alba Ros, de la peña San Isidro-La Panocha, posaron ayer para 'La Verdad' en las fuentes de la Glorieta de España. / Guillermo Carrión / AGM

Las nuevas Reinas de la Huerta serán coronadas el día 31 en la gala de Exaltación

Manuel Madrid
MANUEL MADRIDMurcia

Laura Navarro (El Pimiento) y la niña Alba Ros (San Isidro-La Panocha) paseaban ayer por Murcia con sus refajos de lujo -la mayor- y de labor -la pequeña- después de una noche en vela por saberse las nuevas Reinas de la Huerta. La Federación de Peñas Huertanas ha organizado para el día 31 el acto de Exaltación, en el que les pondrán las bandas y serán coronadas en el Teatro Romea, por eso serán las reinas salientes, Paula Gómez y Ana María Gálvez, las que representen a Murcia en las fiestas de las Fallas de Valencia de este año. Laura y Alba se daban ayer la mano durante el encuentro con 'La Verdad', en La Glorieta, donde contaron sus primeras impresiones después de la velada de la elección en la que escucharon sus nombres en los fallos de los jurados.

«Para nada pensaba yo que dos años después de elegir a Mónica Jimeno mi peña sacaría otra reina» Laura Navarro | Reina de la Huerta

«El otro día subí al bus con las ondas puestas y creían que era una fallera; en la convivencia en Madrid me preguntaron si era monja de clausura o sevillana»

«Es un orgullo para mi pueblo, Nonduermas, y me he sentido apoyada, me ayudan en todo y les quiero dar las gracias»

Laura no esperaba ser elegida Reina de la Huerta porque en 2016 la candidata de la peña El Pimiento, Mónica Jimeno, ganó el concurso. «Para nada pensaba yo que dos años después podíamos repetir», dice cerrando inesperadamente sus dos brillantes ojos de damisela azul. El día del Entierro de la Sardina, el 7 de abril, cumplirá 20 años. Hasta entonces su vida será un ir y venir de actos institucionales, fotos y saludos. Estudia un Grado Superior de Educación Infantil en el colegio Parra y, después, su intención es seguir estudiando la carrera. Es usuaria del transporte público, y recuerda como anécdota que «el otro día subí al autobús con las ondas puestas y me preguntaron que si era fallera». Algo que denota el desconocimiento que hay todavía sobre la indumentaria tradicional de las mujeres huertanas.

Alba, de 9 años, vecina de San Antón y alumna de 4º del colegio Jesús-María Senda, estaba segura de que ganaría. «La entrevista con el jurado fue de cuatro minutos y fui muy preparada. Me estudié el escudo de Murcia, los juegos típicos, las tradiciones y otras cosas relacionadas con la cultura. He aprendido tantas cosas». Laura, que ya ha empezado a adorar a la pequeña, dice que le tiene que enseñar mucho: «Es una bicho, cariñosa y súper simpática, y lo hará genial». Sofía, la única hermana de la nueva Reina infantil, ya fue dama en la edición de 2012. Las asignaturas preferidas de Alba son Matemáticas y Plástica, y en su mente está dedicarse al diseño de moda, y ya está aprendiendo a bordar sus propios delantales -el que ayer llevaba puesto es obra de su abuela Lali-. «Ya hago mis diseños y sé dibujar bien. Pero yo creo que nuestras vidas van a cambiar mucho», decía con un notable desparpajo esta emperatriz menuda, que daba las gracias a los que se acercaban a pedirles fotografías, piropearlas o cantarles.

«Invito a todas las niñas y mujeres a que el año que viene se presenten a este certamen porque solo se vive dos veces en la vida» Alba Ros | Reina de la Huerta (infantil)

«Yo quería ganar, y me preparé la entrevista con el jurado: aprendí cosas sobre el escudo, la cultura y los juegos tradicionales»

«Yo hago mis dibujos y quiero ser diseñadora de moda. Mi abuela Lali me está enseñando a bordar y a mí me gusta saber»

Regalos de la Federación

La Federación regalará dos trajes de lujo a Laura y dos refajos de labor a Alba, para que puedan lucirse en todos los actos que les esperan. «Parece que fue ayer cuando nos conocimos las 33 candidatas. Para mí -dice la niña- ser reina es un sueño cumplido, porque yo entré con tres años a mi peña y ya quería serlo. Mi hermana se presentó y me dieron más ganas». En el caso de la nuendermeña, ostentar la corona de azahar es una altísima responsabilidad, y confía en estar a la altura de las circunstancias: «Lo que más ilusión me hace es participar en el Bando de la Huerta y en la Batalla de las Flores, que será también un desfile emotivo. Para mi pueblo ha sido un orgullo, he sentido el apoyo de todo el mundo, siempre dándome buenos consejos, y ayudándome en todo».

Laura recuerda los días de convivencia en Madrid porque estuvo plagada de anécdotas: «Fuimos vestidas de huertanas por la Plaza Mayor, y todo el mundo nos paraba. Nos sentíamos todas muy importantes porque la gente se paraba para vernos y nos preguntaban de qué íbamos, si éramos sevillanas o monjas de clausura. Nosotras, con mucho orgullo, les explicábamos que somos de Murcia, que íbamos vestidas de huertanas, y les dábamos los detalles de las partes del traje. Parecía que íbamos rodeadas de 'paparazzi' porque venía gente de todos sitios».

Alba cuenta que disfrutó mucho la convivencia en San Pedro del Pinatar: «Íbamos en una guagua y la gente le decía al conductor que parasen para hacernos fotos, los niños se quedaban mirando como diciendo de qué van. En La Alberca íbamos a ir a ver el centro de recuperación de animales, pero estaba cerrado».

La niña, que alaba a su compañera -«es muy buena y me ayuda mucho»- lanza un mensaje de agradecimiento a sus damas por el apoyo y confía en que muchas más niñas y mujeres se presenten al certamen en 2019, ya que este año solo hubo 20 candidatas mayores. «Es algo que solo se puede vivir dos veces en la vida», subraya Alba, dispuesta a repetir como reina cuando sea mayor.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos