Tenis | Abierto de Australia

Tsitsipas evita que Bautista siga soñando

Tsitsipas consuela a Bautista. /Efe
Tsitsipas consuela a Bautista. / Efe

El griego, verdugo de Federer en octavos, acaba con la racha de Bautista y evita que el castellonense llegue a sus primeras semifinales de Grand Slam

ENRIC GARDINER

La poca gasolina que le quedaba en el depósito a Roberto Bautista tras las ajustadas victorias en cinco sets contra Andy Murray y Marin Cilic se quedó sobre el azul que tiñe el piso de la Rod Laver Arena. La principal pista del Abierto de Australia presenció la capitulación del español ante la joven sensación del momento, Stefanos Tsitsipas (7-5, 4-6, 6-4 y 7-6 (2)) en un encuentro marcado por las remontadas del griego y el patente cansancio de ambos jugadores.

El desgaste mental y físico de haber eliminado a Roger Federer en la ronda anterior entró en juego desde el principio en Tsitsipas, mientras que Bautista acumulaba 14 horas en pista antes de saltar a enfrentarse al griego.

Iba a ser un partido que estaría más en la cabeza que en la raqueta y Bautista, que nunca había pisado esta ronda en un torneo de Grand Slam, desperdició las oportunidades de un primer set que podría haber cambiado el signo del encuentro en su favor. El español dispuso de rotura a favor y llegó a liderar el primer parcial por 4-2. Una racha de 5-1 a favor de Tsitsipas consumó la remontada, obligando a Bautista a irse otra vez a un partido largo si quería sobrevivir en el torneo.

La reacción fue buena y otro 'break' tempranero le catapultó a, esta vez sí, atrapar su primer set del encuentro. Con las tornas igualadas, la presión acució a Tsitsipas y en la montaña rusa que se estaba viviendo en el calor de Melbourne, Bautista volvió a ponerse por delante, selló el 4-2 y sufrió las consecuencias de ver cerca un hipotético triunfo.

El griego volvió desde atrás, confiado desde el servicio y certero al resto, para infligir cuatro juegos seguidos al de Castellón, poniendo el 2-1 a su favor y dejando claro a su rival que le volvería a hacer falta un quinto set para sobrevivir.

El cansancio era notable en ambos ya. Costaba correr a las dejadas, ante una bola imposible se desistía por la carrera y los largos intercambios tendieron a desvanecerse.

Bautista y Tsitsipas quedaron a la espera de un error. Un par de puntos malos al servicio que condenaran o bien al triunfo del griego o a otra maratón para Bautista.

No en vano, el español solo le hizo tres puntos al resto a Tsitsipas en todo el set, los mismos que el joven de 20 años hasta que se puso con 6-5 a favor, sobre el saque de Bautista, y forzó un 0-30 que le dejó a dos puntos de la victoria.

El castellonense remó hasta el 30-30, pero en ese punto crucial cometió una doble falta que le entregó punto de partido a Tsitsipas. Un largo intercambio y una derecha paralela a la línea la desecharon. Bautista, que sube hasta el puesto 17 del ránking, forzó el desempate, pero ya no pudo contener más al griego, quien estará en la penúltima ronda de Melbourne por primera vez en su carrera.

Tsitsipas puede ser el rival de Rafael Nadal en semifinales, en caso de que el español consiga vencer al estadounidense Frances Tiafoe en el otro encuentro de cuartos de final de la parte baja del cuadro.