Olimpismo

Milán organizará los Juegos Olímpicos de Invierno en 2026

Miembros de la delegación de Milan/Cortina d'Ampezzo celebran la decisión del COI de adjudicarles los Juegos Olímpicos de invierno de 2026 en Lausana/AFP
Miembros de la delegación de Milan/Cortina d'Ampezzo celebran la decisión del COI de adjudicarles los Juegos Olímpicos de invierno de 2026 en Lausana / AFP

La candidatura italiana, de la que también forma parte la ciudad véneta de Cortina d'Ampezzo, se impuso a la pareja formada por Estocolmo-Are, que encajó la novena derrota para Suecia

DARÍO MENORRoma

Milán no es sólo la capital económica de Italia y la urbe más pujante y atractiva del país frente a la decadencia en que anda sumida Roma. Ayer volvió a demostrar que es además una de las ciudades más dinámicas de Europa al conseguir la organización de los Juegos Olímpicos Invernales de 2026 junto a la localidad véneta de Cortina d'Ampezzo, situada en los Dolomitas. El presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach, fue el encargado de anunciar la victoria italiana en una ceremonia organizada en Lausana (Suiza). Milán y Cortina lograron 47 votos frente a los 34 que obtuvo la candidatura de Suecia, formada por la pareja Estocolmo-Are. Sólo hizo falta una votación por superarse el quórum de 42 votos. El resultado supuso tanto una sorpresa para las autoridades italianas como una decepción para las del país escandinavo, ya que pensaban que en esta vez podrían ganar pues era la octava ocasión en que se presentaban como aspirantes. La cara que se le quedó al hacerse público el resultado a la princesa Victoria de Suecia, embajadora de la candidatura olímpica sueca, era la mejor imagen de cómo debe de saber esa novena derrota.

En la victoria de la candidatura italiana pesó probablemente la buena experiencia de la Exposición Universal organizada por Milán en 2015. La última vez que Italia acogió unas Olimpiadas fue en 2006 con los Juegos Invernales celebrados en Turín, que pretendió igualmente liderar el proyecto italiano de cara a 2026, pero el Comité Olímpico Italiano la descartó optando en cambio por la capital lombarda. La decisión no estuvo exenta de polémica por estar la ciudad piamontesa situada a pocos kilómetros de los Alpes, mientras que Milán tuvo que buscar otra sede para algunos deportes, por lo que se asoció con Cortina d'Ampezzo, donde se desarrollará la competición de esquí alpino, entre otras disciplinas. Cortina d'Ampezzo ya acogió los Juegos Olímpicos de invierno en 1956.

Para la coalición entre el Movimiento 5 Estrellas (M5E) y la Liga que sostiene al Gobierno de Roma la victoria de la candidatura para las Olimpiadas invernales de 2026 supone un inesperado balón de oxígeno en un momento de aislamiento político en Europa. «Vence Italia, el futuro y el deporte», comentó Matteo Salvini, ministro del Interior y líder de la Liga, quien aseguró que este evento tendrá un impacto de al menos 5.000 millones de euros y creará 20.000 puestos de trabajo.

Salvini: «Demostraremos al mundo nuestras capacidades»

Matteo Salvini, ministro del Interior italiano, celebró este lunes la elección de Milán-Cortina como sede de los Juegos Olímpicos de invierno de 2026, y aseguró que Italia demostrará «al mundo» sus capacidades. «Día histórico y victoria de todos los italianos. Demostraremos al mundo nuestras capacidades. Lástima por quiénes se retiraron y por los que no tuvieron confianza. Ganan Italia y el futuro del deporte. Gracias a los que han creído en nosotros desde el comienzo, sobre todo en los ayuntamientos y en las regiones; y lástima por los que renunciaron», agregó.

También destacó el impacto económico que esta victoria tendrá para Italia, que albergará los Juegos Olímpicos de invierno por tercera vez en su historia, tras Cortina 1956 y Turín 2006. «Habrá al menos 5.000 millones de valor adjunto, 20.000 puestos de trabajo, además de muchas carreteras e instalaciones deportivas nuevas. Con los Juegos Olímpicos confirmaremos al mundo nuestras excelencias y nuestras capacidades», dijo.