Túnez se da una pequeña alegría

Khazri marca el segundo gol de Túnez. /Ricardo Moraes (Reuters)
Khazri marca el segundo gol de Túnez. / Ricardo Moraes (Reuters)

La selección norteafricana derrota a Panamá tras darle la vuelta al partido

EFE

El delantero Wahbi Khazri amargó la ilusión de Panamá, que pretendía cerrar su estreno mundialista con una victoria en Rusia 2018, que no llegó y que dejó al plantel canalero sin punto alguno en el torneo.

El atacante del Rennes francés, de largo el mejor del partido, maquilló el papel de su selección que, cuarenta años después volvió a ganar un partido en una Copa del Mundo. Fue en Argentina 1978, ante México, en la primera victoria de un equipo africano en esta competición.

1 Panamá

Penedo, Ovalle, Román Torres (Tejada, min. 55), Escobar, Machado, Gómez, Godoy, Ávila (Arroyo, min. 79), Rodríguez, Bárcenas y Gabriel Torres (Cummings, min. 45)

2 Túnez

Mathlouthi, Nagguez, Bedoui, Meriah, Haddadi, Skhiri, Sassi (Badri, min. 46); Chaaleli, Ben Youssef, Suti (Khalil, min. 75); y Khazri (Srarfi, min. 87).

Goles:
1-0: min. 33, Meriah, en propia puerta. 1-1: min. 50, Ben Youssef. 1-2: min. 65, Kharzi.
Árbitro:
Nawaf Shukralla (BHR). Mostró tarjeta amarilla a Sassi, Badri y Chaaleli por parte de Túnez, y a Ávila y Tejada por parte de Panamá.
Incidencias:
Encuentro correspondiente a la tercera jornada del grupo G del Mundial de Rusia disputado en el estadio Mordovia Arena de Saransk ante unos 37.000 espectadores.

El Mordovia Arena vivió una historia diferente. Una paralela al Mundial. En escena, una de las dos debutantes mundialistas, Panamá, y Túnez. Dos comparsas con su historia particular. Muy lejos de la puja por los primeros puestos, de la trascendencia de los puntos, Panamá y Túnez cumplimentaron el trámite con un interés exclusivo. El cuadro canalero de forma especial. En una aventura en la que todo es nuevo, el triunfo hubiese sido un hito en su biografía. Túnez, por su parte, buscaba el reencuentro con el éxito después de cuatro fases finales de sequía.

Fue el equipo de Nabil Maaloul el que más decidido saltó al campo. Túnez no ha parado de tener contratiempos en esta competición. Tuvo otro más antes de iniciar el partido. Sin portero suplente después de que la FIFA rechazara la inscripción prematura de Moez Ben Cherifia. Una petición expresa de la delegación norteafricana ante la desgracia en la portería. Sus dos primeros porteros, Ben Mustapha y Mouez Hassen, cayeron lesionados y afrontó el final del torneo con el tercero, Aymenathlouthi. El defensa Syam Ben Youssef fue inscrito como meta reserva.

Con tesón pero sin fuerzas

Panamá se empezó a soltar alrededor del ecuador de la primera parte, que atravesó sin daños. Y a la media hora encontró el gol que llevó una euforia desatada a la grada. La delegación canalera lleva casi un mes instalada en Saransk. Algo queda.

El gol llegó en una acción de ataque que terminó con un pase de Román Torres, en la media luna, a Jose Luis Rodríguez, unos metros más atrás. Disparó el 'Puma'. El balón fue desviado por Yassine Meriah que confundió a Aymen Mathlouthi y alcanzó la red. Pudo empatar antes del descanso el conjunto africano.

Primero con un cabezazo de Fakhreddine Ben Youssef que Jaime Penedo acompañó con la mirada. Y después con dos ocasiones de Wahbi Khazri, el más peligroso de Túnez. La segunda la salvó Román Torres bajo palos.

Con un cambio defensivo inició Panamá el segundo tiempo. Hernán Darío Gómez dejó al atacante Gabriel Torres en el vestuario para dar entrada a un central, Harold Cuming. No tuvo efecto. A los cinco minutos Túnez encontró el empate en una acción elaborada. Naim Sliti abrió el juego a la banda derecha de Wahbi Khazri que envió la pelota al centro del área por donde entró Fakhereddine Ben Youssef, que batió a Penedo.

Khazri fue una pesadilla. Panamá no supo cómo frenarle. El delantero del Rennes francés fue, de hecho, el que culminó la remontada al aprovechar una acción de ataque que dejó en evidencia a la zaga rival, tras una incursión de Oussama Haddadi, que le dio el pase.

Buscó el empate con tesón Panamá, pero desordenado y sin fuerzas en el tramo final, empeñado en evitar que su puesta en marcha en un Mundial culminara sin puntos.