Paso de gigante hacia la salvación del Jumilla

Los jugadores del Jumilla celebran el gol de Carlos Álvarez de penalti./g.l.
Los jugadores del Jumilla celebran el gol de Carlos Álvarez de penalti. / g.l.

Un gol de Carlos Álvarez da vida al Jumilla en un Uva Monastrell abarrotado

GUSTAVO LÓPEZ

El Jumilla de Leonel Pones saldó este domingo con victoria la primera de sus particulares finales para seguir siendo equipo de la categoría de bronce del fútbol español. Después de haberse ganado a pulso la calificación de peor equipo del grupo IV en la segunda vuelta, al haber obtenido tan solo una victoria y dos derrotas y haber dilapidado sin contemplaciones toda la renta conseguida en la primera mitad del campeonato, el equipo del Altiplano llegaba a su partido frente al El Ejido necesitado de la victoria hasta decir basta, pero también teniendo muy presente que al conjunto almeriense también le valía solamente la victoria para salir del hoyo en el que se había metido. Por eso, los primeros compases del partido fueron tensos. Los celestes llegaban a la portería de Iván a cuentagotas aprovechando únicamente los contragolpes y utilizando una línea de defensa demasiado abajo, casi hundida, que impedía las internadas de los de Jumilla, que llegaban a las inmediaciones del portero de El Ejido pero con notables dificultades.

1 Jumilla

Iván Martínez, Abel, Migue Marín, Hoyo, Leak, Manolo, Peque, Manu Miquel (Valero, 75), Diego, Gregori (Óscar Rico, 60) y Carlos Álvarez (Ming Yang, 70).

0 El Ejido

Aulestia, Emilio Cubo, Tomás, Molo (Ezequiel, 72), Sergio Sánchez, Sergio Jiménez, Yannis (Artiles, 51), Velasco, Samu Corral, Álvaro Jiménez y Alfonso (Jesús Rubio, 57).

Gol
1-0: Carlos Álvarez (p), minuto 42.
Árbitro
Iván Muñoz Pérez (Valencia). Amonestó a los locales Gregori, Manu Miquel, Leak, Óscar Rico, Manolo y Peque. Por parte visitante vieron la cartulina amarilla Molo y Emilio Cubo. Expulsó con roja directa a Samu Corral (70).
Incidencias
UVA Monastrell ante 1.000 espectadores. Más de un centenar de seguidores ejidenses.

Y así se desarrolló la primera parte, con alternancia de oportunidades para unos y para otros, a un ritmo altísimo, prueba de lo mucho que había en juego para los dos contendientes. Hasta que en el minuto 42, cuando mejor estaba jugando el Jumilla, el colegiado decretó penalti en un derribo de Yannis a Carlos Álvarez, que transformaría el propio jugador haciendo subir el 1-0 al marcador con el que los dos conjuntos se fueron a vestuarios.

Tras la reanudación, los de Almería estaban obligados a abrir sus líneas, ya que el empate no les servía de nada. En el minuto 57, Manu Miquel rozó el 2-0 tras sacar provecho de un fallo defensivo de Molo. Le estaba perdiendo la cara al encuentro un El Ejido acelerado que caía en el error una y otra vez.

Artiles y Jesús Rubio entraron al terreno de juego en busca de más velocidad y frescura a la ofensiva ejidense y para poner un poco de criterio en el centro del campo, pero un tremendo codazo innecesario por parte de Samu Corral sobre la cara de Leak, en el 70, provocó que viese la cartulina roja directa y que los suyos se quedaran con diez jugadores sobre el terreno de juego.

Los aficionados de El Ejido reprocharon a los suyos la derrota y la mala temporada al final

A partir de ahí, el Jumilla fue el dueño y señor con multitud de ocasiones, con un Gregori muy enchufado desde el primer minuto, que incluso fue considerado por la grada como uno de los mejores de su equipo, o un Óscar Rico que salió de refresco para los locales y tuvo en sus botas una par de ocasiones clarísimas que erró por jugar más con el corazón que con la cabeza.

Al final, tras los cinco minutos de añadido del colegiado valenciano, los jumillanos dan un paso de gigante hacia la salvación, mientras que en El Ejido sus opciones de permanencia casi se esfuman.

Tras el pitido final, el centenar de aficionados almerienses, recriminaron el choque muy duramente a sus jugadores.