El FC Jumilla no hace los deberes y debe disputar la promoción de descenso

Abel López y Seedorf se lamentan tras el final del partido./A.S.
Abel López y Seedorf se lamentan tras el final del partido. / A.S.

Finalmente se dio la peor de las combinaciones, perdieron los vinícolas 1-2 frente a Marbella y vencieron sus rivales directos, Recreativo Granada y Sanluqueño

ABDÍAS SIMÓNJumilla

Nervios, tensión y falta de empuje, todo en una coctelera bien mezclado, es lo que el público que llenó la grada del Uva Monastrell pudo ver este domingo de su equipo sobre el césped, y lo que provocó que un Marbella que vino a la Región a hacer lo justo para llevarse los tres puntos y no ver complicada su clasificación para la Copa del Rey la temporada que viene, se fuera con el 1-2 a tierras andaluzas y dejara al FC Jumilla en promoción de descenso, amén también de las victorias de sus rivales directos por el quinto puesto por la cola del grupo cuatro; Sanluqueño y Recreativo Granada, que sí cumplieron con sus objetivos, venciendo a Badajoz y Don Benito respectivamente.

Ahora al FC Jumilla le toca esperar al sorteo, que tendrá lugar este lunes a las 16.30 horas en la sede de la RFEF para saber cuál será su rival por la permanencia, entre el Celta B, Real Unión Club de Irún y Alcoyano, y también para dilucidar el factor cancha.

1 FC Jumilla

Iván, Abel López, Connor, Koyo, Leak, Manolo, Peque (Seeforf, min. 54), Manu Miquel (Oscar Rico, min. 81), Diego Sánchez, Gregori y Carlos Álvarez (Germán Sáez, min. 72).

2 Marbella FC

Godino, Marcos, De los Reyes (Ismael, min. 72), Dani Pérez, Cruz, Elías, Mustafá, Manu (Xiong, min. 80), Montero, Juerguen y N'Diaye (Juanma, min. 59).

GOLES
1-0 Cruz (min. 7), 1-1 Carlos Álvarez (min. 32), 1-2 Montero (min. 80).
ÁRBITRO
Sauleda Torrent (colegio Catalán), amonestó con amarilla a Cruz por parte de los visitantes.
INCIDENCIAS
Partido correspondiente a la última jornada del calendario liguero en Segunda División B grupo IV, disputado en el Uva Monastrell ante 550 aficionados. Antes del inicio del encuentro los jugadores del FC Jumilla fueron acompañados por los niños del conjunto Benjamín de la Escuela Municipal de Fútbol Base de Jumilla, que se han proclamado campeones de liga y han conseguido el ascenso a Autonómica.

Centrándonos en el partido, los vinícolas lo comenzaron con el pie izquierdo y fue por un gol tempranero de Cruz, que a los 7 minutos cabeceó en el primer palo y al fondo de las mallas, un balón colgado desde el saque de banda por Marcos. No supo reaccionar el FC Jumilla al gol hasta el minuto 32, cuando Carlos Álvarez se echó una vez más el equipo a la espalda y en una jugada individual, primero sacó un buen remate desde la frontal que detuvo Godino y el larguero repelió hacía afuera y a continuación, el propio Álvarez, en segunda oleada y más con el alma que con técnica terminó introduciéndolo en la portería marbellí. Con el empate a uno y con el Jumilla ya instalado en el puesto de promoción, el encuentro se fue al descanso con el runrún de la grada y muchas dudas.

Segunda parte de transistores

En el segundo periodo, la tensión y los nervios fueron en aumento, todo el mundo estaba pendiente de la radio y por qué no decirlo, también de las aplicaciones móviles, que con tanta presteza ofrecen la información de marcadores. Y así fue como por unos minutos la alegría llegaba a la grada del Uva Monastrell, gracias al empate del Don Benito ante el Recreativo Granada, que ofrecía al Jumilla la oportunidad de la permanencia sin tan siquiera tener que vencer su partido, pero la alegría duró poco, ya que enseguida los nazaríes volvieron a ponerse por delante.

A pesar de todo seguía intentándolo el Jumilla, con ocasiones aisladas, como dos disparos desde la frontal del área de Seedorf y de Gregori a los que respondió bien Godino. El marcador no se movió, hasta el minuto 80, cuando Montero, con un fuerte remate dentro del área y prácticamente sin oposición, doblaba las manos de Iván y ponía el definitivo 1-2.

La esperanza en ese momento era un gol del Badajoz, pero lo que sucedió fue justo lo contrario, penalti a favor del Sanluqueño, que un veterano como Güiza se encargó de convertir, para dejar definitivamente al FC Jumilla en promoción de permanencia y a toda la parroquia vinícola enmudecida.