Todo al dente

Elaborando pasta fresca en Arte Bianca, en el mercado de Verónicas. / NACHO GARCÍA / AGM
Elaborando pasta fresca en Arte Bianca, en el mercado de Verónicas. / NACHO GARCÍA / AGM

Arte Bianca ofrece una gran variedad de pasta fresca cocinada: para tomar allí mismo o para llevar a casa

S. GALLEGO

El concepto de Arte Bianca es tan sencillo, tan bueno, que casi parece imposible que solo lleve dos años en funcionamiento. El servicio de pasta fresca para llevar o para tomar allí lo ofrece en el mercado de Verónicas, en la primera planta, en uno de los pequeños puestos mejor aprovechados de los que se pueden ver en la Región.

A los mandos de la nave está Franco Luigi, un italiano de Milán que confía plenamente en uno de los productos más consumidos en el mundo, más económicos -harina y agua- y más deliciosos. «Muchos clientes vienen para llevarse la pasta cocinada para tomársela en casa. Yo les recomiendo pastas cortas, porque durante el trayecto, la pasta larga puede cocinarse de más y quedarse más compacta de lo deseado», afirma Luigi.

ARTE BIANCA MURCIA

Dónde
Plaza de abastos de Verónicas (planta superior)
Horario
De lunes a sábado de 8.30 a 15.30 horas
Precio
Unos 5 euros el plato. Unos 8 el kilo de pasta fresca a granel
Teléfono
696 092 736

Pero también tienes la opción de comértela en el propio local, donde se encuentran cuatro taburetes a disposición de los clientes. Otra buena forma de probar la pasta es llevársela fresca -a unos 8 euros el kilo-, sin cocinar y sorprender a la familia con un plato elaborado por ti mismo al momento -la cocción es mucho más rápida-. Tallarines, raviolis, gnocchis, gigli de espelta, campanelle, tornillos, etc... son algunas de las variedades que elabora el cocinero afincado en Murcia. Para acompañarlas, unas salsas caseras como pesto, putanesca, tartufo y champiñones, carbonara o amatriciana, entre otras. Pero todo va cambiando, o casi todo. Otra posibilidad es la de reservar un pedido especial de pasta del tipo que quieras y una salsa que no suela tener, que también puede ser.

Y de postre, dos de los dulces más internacionales de la cocina italiana: panna cotta y tiramisú. En definitiva, Arte Bianca es un rincón gastronómico con un único ingrediente: pasta bien hecha, por supuesto, al dente.

 

Fotos

Vídeos