La urgencia de descubrir a las compositoras

La pianista Isabel Pérez Dobarro, que lidera el proyecto junto a la mezzosoprano Anna Tonna. /
La pianista Isabel Pérez Dobarro, que lidera el proyecto junto a la mezzosoprano Anna Tonna.

La pianista Isabel Pérez Dobarro y la mezzo Anna Tonna renuevan su proyecto con la vista puesta en España y Estados Unidos

CÉSAR COCA

Poner en marcha una iniciativa encaminada a descubrir al público la obra de compositoras que fueron silenciadas por el solo hecho de ser mujeres es un empeño loable pero difícil. Sobre todo si al tiempo se intenta aprovechar para construir un puente entre la cultura española y la estadounidense. La pianista gallega Isabel Pérez Dobarro y la mezzosoprano norteamericana de origen dominicano Anna Tonna lo lograron a base de empeño hace un año, en sendos conciertos en Nueva York y Madrid. Ahora han conseguido el milagro de repetir la experiencia, ampliando el repertorio a compositoras vivas, en un esfuerzo especialmente meritorio al tener que conjugar tantas voces y tantos estilos. El primer concierto de esta segunda edición de 'Women in Music' tuvo lugar el pasado día 21 en Madrid y el segundo será en Nueva York, ya el año próximo.

«Mantenemos la línea del primer diálogo cultural EE UU-España, centrado ahora sobre todo en compositoras contemporáneas», anuncia Isabel Pérez Dobarro. La pianista gallega, que a los 26 años compatibiliza su tarea como intérprete con la docencia y un notable activismo sobre desarrollo sostenible -que tiene como base la ONU-, explica que querían unir en sendos conciertos a las españolas María Rodrigo y Eugenia Osterberger con la estadounidense AmyBeach, y junto a todas ellas, a un grupo amplio de autoras actuales de ambos lados del Atlántico.

Clásicas y actuales

Osterberger, amiga de Pardo Bazán, era gallega y vivió a caballo entre los siglos XIX y XX. «Tiene una obra importante para voz y piano, se adentró en el 'lied' y sus trabajos están empezando a recuperarse ahora. Las dos obras incluidas en los conciertos se interpretan prácticamente por vez primera en décadas», comenta la pianista. En cuanto a María Rodrigo, amiga de María Lejárraga y Zenobia Camprubí, su obra está siendo objeto de atención creciente, y en ese contexto interpretarán tres piezas. En el caso de Amy Beach -autora de un quinteto relativamente popular en su país-, interpretan cinco piezas para voz y piano y piano solo, absolutamente desconocidas en España.

El proyecto está apoyado por la New York Women Composers y la Asociación de Mujeres en la Música. A la primera pertenecen Anne Phillips, Jing Zhou, Pamela Sklar, Debra Kaye y Kala Pierson. A la segunda, Sonia Megías, Reyes Oteo y Amparo Fabra, todas ellas presentes en el programa. Además, dos integrantes del programa Very Young Composers, de la Filarmónica de Nueva York, Madeline Schmidt y Cassandra Stevens, de trece años, aportan también sendas obras. «Estamos ante un diálogo intercultural e intergeneracional», dice Pérez Dobarro.

Cuando termine esta segunda edición, Tonna y Pérez Dobarro pretenden grabar las obras para asegurar una difusión global de las piezas. En el caso de la pianista, coincidirá con el lanzamiento de su primer disco, una colección de obras para piano y violonchelo, y el desarrollo de su carrera en EE UU, divulgando el repertorio de música española más allá de Falla y Albéniz, y en España, donde suele interpretar música americana junto a obras del Romanticismo y el Postromanticismo. Además, colabora con organizaciones que tratan de promover la inclusión social de refugiados y otros grupos desfavorecidos a través del teatro, la música y la danza.

 

Fotos

Vídeos