laverdad.es
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 23 / 28 || Mañana 23 / 29 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Cerdá: «La derogación del PHN fue una traición para España»

REGIÓN MURCIA

Cerdá: «La derogación del PHN fue una traición para España»

13.03.11 - 00:57 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
El consejero de Agricultura y Agua, Antonio Cerdá, afirmó ayer que la derogación del Plan Hidrológico Nacional (PHN) y del trasvase del Ebro «fue una traición a España», y recordó que «esta fue la primera decisión de Zapatero cuando llegó al poder», según informó el PP.
Cerdá realizó estas declaraciones en el Foro Sectorial del PP sobre agua, celebrado en Mula con el lema 'Porque no renunciamos a nuestro futuro. Agua para Todos', y en el que el consejero remarcó la apuesta del PP por los trasvases para garantizar el agua a todos los españoles porque «son viables».
En el foro también intervinieron el diputado y presidente regional de Nuevas Generaciones, Víctor Manuel Martínez. Al encuentro asistieron cerca de doscientos regantes y agricultores de la comarca, que expusieron sus necesidades y preocupaciones sobre el agua.
El consejero insistió en la necesidad de recuperar el PHN y el trasvase del Ebro, «resultado de la planificación hidráulica del siglo XX». Agregó que el Programa AGUA del Gobierno socialista «es un completo fracaso», y que la desalación «no tiene usuarios porque no la quieren ni las ciudades ni los regantes».
Cerdá criticó la «política de improvisación del Gobierno socialista en materia de agua», y lamentó que los socialistas murcianos «hayan consentido esta política hidráulica en contra de los intereses regionales».
Explicó que la gestión hidráulica de Zapatero «ha generado conflictos entre territorios que han llegado a provocar que presidentes territoriales crean que el agua es un bien suyo», al tiempo que apuntó que esta situación «es consecuencia del pacto oculto entre Narbona, Barreda y Zapatero, que pretendía eliminar el trasvase Tajo-Segura a medida que se fueran poniendo en marcha las desaladoras».
Martínez aseguró que «con agua, la Región tendría más oportunidades para generar puestos de trabajo y riqueza». De hecho, recordó que «si el trasvase del Ebro se hubiera puesto en marcha, habría generado cerca de 50.000 puestos de trabajo sólo en la Región».
En Tuenti