La Verdad

«Queremos nuestro edificio»

vídeo

/ Raúl Hernández

  • Solo unos 400 vecinos han podido pasar página tras los terremotos de Lorca, de los que mañana se cumplen cuatro años

Casi 800 familias de las 1.152 que perdieron su hogar aún no han podido regresar a sus casas después de cuatro años de los terremotos de mayo de 2011. Algunos no pueden pasar página, como Juani García. Su edificio ya ha sido reconstruido en el barrio de La Viña, la conocida zona cero de los terremotos. Sin embargo, el penúltimo pago de la ayuda para la reconstrucción de su casa le impide olvidar el mal recuerdo.

Tras el terremoto de Nepal, recordó la catástrofe de Lorca: “Lo de Nepal es cien veces mayor, pero te acuerdas de aquel fatídico día. Me da mucha lástima esa gente, no sé cuándo van a ver eso terminado”, comenta García.

Cuando ocurrió el seísmo en Albacete se alarmó mucho, pues su hija se encontraba en la academia y fue a buscarla. “El instinto de cuando oyes algo y salir corriendo o quedarte parado lo tienes”, explica Juani.

Mientras, los vecinos que sí han podido hacer frente a todos los gastos ya están instalados. Todavía está esperando la cuantía económica. Hace una semana estuvo en la oficina y le dijeron que las ayudas están aprobadas desde el 17 de noviembre del 2014, pero el ICO (Instituto de Crédito Oficial) le confirmó que la orden de pago tiene que aprobarla el Ministerio de Fomento.

En los últimos años ha estado viviendo de alquiler en Purias. Ha recibido la mayoría de las ayudas de alquiler, excepto el último año que aún no lo ha recibido.

Inmuebles sin derribar

Al menos 32 propietarios y 8 dueños comerciales del edificio 'Fuerzas Armadas' perdieron su negocio y hogar. Catalina Abellaneda es una de las propietarias de un bajo comercial de este edificio. Tras los terremotos, perdió gran parte del material de la tienda debido a que los cascotes perjudicaron la ropa. “Queremos nuestro edificio, que para eso estamos pagando un gran seguro”, lamenta la dueña del bajo comercial que hace dos meses término de pagar el préstamo.

En cambio otros vecinos se tienen que enfrentar a la hipoteca del edificio en ruinas y el alquiler de una vivienda para vivir. Ana María González, también es vecina del edificio 'Fuerzas Armadas'. Después de cuatro años, aún no puede volver a su hogar. En un primer momento, tras los terremotos, le dijeron que la vivienda era reparable, pero dos días después los arquitectos del Ayuntamiento de Lorca declararon el edificio en ruina técnica.

“Yo me tuve que buscar una casa de alquiler rápido. Estuvimos en el huerto de la rueda viviendo los primeros días”, comenta Ana María. Mientras continúa de alquiler, haciendo frente a los pagos de su piso.

La cuantía económica de su piso la recibió al año y medio, aproximadamente. Le abonaron once meses de alquiler. La Comunidad Autónoma le ha renovado en dos ocasiones las cuotas de alquiler, pero en enero de 2016 se le termina la ayuda y está dispuesta a regresar a su hogar, si nadie hace nada al respecto.

Un caso similar es el edificio de la avenida Portugal, que quedó destrozado tras los seísmos. Los arquitectos del Ayuntamiento de Lorca y varios peritos determinaron que tenía que derribarse y reconstruirse de nuevo, aportándole un valor de más de un millón de euros. En cambio el consorcio lo valoró como reparable por un importe de 90.000 euros, según comunicó Floren un vecino de la vivienda. A día de hoy los vecinos no han obtenido respuesta por parte de las administraciones y tampoco saben cuando se procederá a su demolición.

La Ciudad del Sol trabaja en la reconstrucción, pero, después de cuatro años, solo 400 familias han conseguido reconstruir su hogar durante este tiempo, según un informe publicado por la Asamblea de Vecinos de Lorca Afectados por los Terremotos.