La Verdad

Una mujer que afirma ser un vampiro bebe de la sangre de su novio

Georgina Condon es maquilladora y se pinta como vampiresa.
Georgina Condon es maquilladora y se pinta como vampiresa. / Facebook
  • Georgina Condon chupa la sangre a su pareja una vez a la semana, «la necesito para vivir»

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

Una joven maquilladora australiana, Georgina Condon, concedió una sorprendente entrevista a la revista Cosmopolitan donde cuenta que bebe de la sangre de su novio para poder «saciarse». La mujer explicó que lo hace sólo una vez a la semana, más «sería demasiada carga» para el cuerpo de su pareja a quien no le molesta alimentar a su novia con su propia sangre. El novio de Condon tiene una herida en su cuerpo de donde ella bebe la sangre que necesite.

Este hábito vampírico comenzó hace unos años, cuando a Condon le diagnosticaron talasemia. Este trastorno se caracteriza por la pérdida abundante de glóbulos rojos, lo que le produce anemia. La propia Georgina decidió empezar a medicarse con la sangre de su novio y afirma que «la necesito para vivir».

La mujer aparece en el reportaje de Cosmopolitan con una estética gótica que recuerda mucho a los vampiros de Bram Stoker. Ella misma ha adaptado su forma de vida al mundo de estos seres mitológicos y explica que beber sangre de su novio también le da placer, como el sexo: «ambas prácticas me dan exaltación y alegría, por eso en la mayoría de las películas de vampiros se combinan las dos cosas».