Consumo casi nulo

Consumo casi nulo
David Frutos / María José Lopez Montoya

Esta vivienda construida bajo el estándar de alta eficiencia energética Passivhaus (Consumo Casi Nulo), es el primer edificio de este tipo certificado oficialmente en la Región. Lo fundamental de este estándar es que incentiva el buen diseño, combinando las técnicas pasivas y bioclimáticas con la tecnología más eficiente del mercado.

Uno de los principales objetivos del proyecto ha sido la reducción del consumo energético. Esto se consigue aislando de forma óptima toda la vivienda, maximizando la captación solar en invierno y minimizándola durante los meses cálidos, mediante el empleo de las propias formas de la arquitectura (voladizos, retranqueos, orientación de los huecos).

El resultado de esta combinación es que con un gasto inferior a 100€/a, la vivienda consigue mantener una temperatura de confort durante todo el año, como prueban los resultados de su monitorización. A éstos datos se suma la instalación de 2,5 Kwp de energía fotovoltaica, que contribuye a reducir aún más su huella de carbono.

Además, la vivienda se ha construido con materiales de baja o neutra huella (estructura de madera, aislamientos de viruta de madera reciclada, corcho natural sin aglutinantes, lana mineral natural reciclada). El resultado es una vivienda confortable, saludable, ecológica y con la máxima eficiencia energética. La pregunta que surge es siempre la misma. Si sabemos construir bien para vivir mejor con menos energía, entonces... ¿por qué no?

Ficha

Autor
Joaquín Ruiz Piñera (Zink Arquitectura)
Ubicación
La Alcayna, Molina de Segura