A 1.200 metros

La casa, diseñada por Enrique Carbonell Meseguer, en La Garrobera (Cehegín). /Juan de la Cruz Megías
La casa, diseñada por Enrique Carbonell Meseguer, en La Garrobera (Cehegín). / Juan de la Cruz Megías

En una finca todavía en producción a 1.200 metros de altitud, rodeada de montes con bastaste arbolado, se encargó esta ampliación de la casa antigua, sin valor arquitectónico, con vistas a rehabilitarla posteriormente

LA VERDAD

En una finca todavía en producción a 1.200 metros de altitud, rodeada de montes con bastaste arbolado, se encargó esta ampliación de la casa antigua, sin valor arquitectónico, con vistas a rehabilitarla posteriormente.

En toda aquella zona, este tipo de casas están compuestas de una pieza madre bastante clara en su volumen y composición, a la cual se le van añadiendo con el tiempo otras construcciones auxiliares, hasta formar un conjunto bastante disperso, pero de resultado formal muy agradable.

Ficha

Autor
Enrique Carbonell Meseguer
Ubicación
La Garrobera (Cehegín)

En este caso, el planteamiento fue que la ampliación que se proyectaba tomara, por su dimensiones y materiales, el carácter de casa primera, de forma que lo ya construido se convirtiera en elementos auxiliares. Se reforzó esta idea con la aparición, tanto en planta como en alzados y secciones, de pequeñas estancias que con menor escala y distinto material ya se acercaran a ella. El programa en planta baja se compone de dos salones, dos bibliotecas, aseo, leñera y una gran sala de doble altura para salón de billar y caza. En la planta primera, un gran dormitorio, vestidor y baño.

Entre la casa antigua y la zona nueva se colocó una torre, a modo de rótula con las comunicaciones verticales, baño y un sótano para bodega. Los materiales empleados son: en fachadas, piedra natural y estucos, cubierta de cobre, estructura de vigas de madera de pino de Canadá compradas en derribos, etc.