GW Group, un eslabón necesario para la sostenibilidad del planeta

La planta produce compuesto de polipropileno con fibra de vidrio 100% reciclados. GW GROUP/
La planta produce compuesto de polipropileno con fibra de vidrio 100% reciclados. GW GROUP

El grupo se encarga de recuperar, procesar y valorizar los residuos de plásticos agrícolas que luego se usan en distintos sectores

B. MAESTRE.

Forma parte de lo cotidiano y es un habitual en productos tan comunes como los 'smartphones', ordenadores, bolsas del súper, vehículos, invernaderos para cultivos... El plástico se utiliza para casi todo, ya que es un material versátil, flexible y resistente. Pero tiene mala prensa, principalmente por el mal uso que se hace de él. Asimismo, las administraciones centran los esfuerzos en concienciar a la sociedad a reciclarlo para minimizar sus efectos en el entorno y las personas. En este proceso, hay un eslabón fundamental con nombre propio: GW Plastics Group, especializado en la recuperación, transformación y valorización de la materia plástica.

El resultado son soluciones que repercuten directamente en la cadena de valor de proveedores y clientes. De su amplia oferta, uno de los productos estrella es el Alfacom, un compuesto de polipropileno reforzado con fibra de vidrio recuperada a partir de matrices plásticas vírgenes o recicladas, cuya utilidad es aprovechada en la automoción, construcción, electrodomésticos, mobiliario, fabricación de moldes, etc. También destaca el Alfafil, a base de compuestos y 'masterbatches' (concentrados) de cargas minerales en matrices plásticas vírgenes o recicladas, y se emplea en la automoción, electrodomésticos, filmes e inyección, entre otros. Ambas referencias, junto a la tecnología de la que dispone, permiten fabricar tanto productos estándar como formulaciones a la carta, que alcanzan las 15.000 toneladas al año.

Igualmente, GW Plastics proporciona una gestión integral de sus residuos agrícolas a sociedades agrícolas, cooperativas y municipios para la adecuada gestión de sus residuos plásticos. De este modo, se garantiza la trazabilidad de la materia y la correcta separación de materiales, desde la recogida hasta la certificación final. Fruto de este proceso surge el Alfaten, un polietileno de baja densidad reciclado a partir de plásticos agrícolas, que se emplea para la extrusión, soplado e inyección, de los cuales se obtienen las bolsas, utensilios agrícolas, filmes, láminas industriales o tuberías (de riego, corrugada, de cableado, multicapa). De esta solución, la empresa cuenta con una capacidad de producción que ronda las 22.000 toneladas al año.

El grupo comenzó su actividad en 2013, en Molina de Segura, con una planta dedicada al reciclaje de plásticos agrícolas de alta densidad, con una producción anual que superaba las 1.000 toneladas. Un lustro después, se ha convertido en un referente en el reciclaje y transformación de plásticos agrícolas con una producción anual que supera las 30.000 toneladas. La empresa se ha diversificado hacia el reciclaje de polietilenos de baja densidad y polipropilenos con fibra de vidrio y se han sumado las instalaciones en Abarán y Alhama de Murcia, con una superficie de 80.000 m2 donde trabajan más de 80 empleados.

En concreto, la planta alhameña es la única en el mundo que produce compuesto de polipropileno con fibra de vidrio 100% reciclados. Este proyecto lo puso en marcha su departamento de I+D como respuesta a las 150.000 toneladas de estos residuos que acaban en los vertederos de Europa, causando un problema medioambiental a escala global. GW Plastics pone su granito de arena con la producción de 7.000 toneladas al año y prevé duplicar esa capacidad a corto plazo, a través de unas inversiones ya previstas para este 2018.

Las aplicaciones de estos compuestos son muy variadas, y se emplean en la automoción, construcción, electrodomésticos, mobiliario y fabricación de moldes, entre otros.

Con una marcada política orientada a la excelencia, el grupo tiene una presencia activa a nivel nacional e internacional, con centros de recogida y fabricación o delegaciones comerciales. Su influencia se deja notar en Almería, Madrid, Barcelona, Cádiz y Extremadura; y fuera de España sigue una estratégica hoja de ruta para la comercialización de materias plásticas en Alemania, Italia y Francia.

El esplendor del grupo se completa con un equipo multidisciplinar integrado por profesionales altamente cualificados, con experiencia, en constante formación y comprometidos con el proyecto. Además, la plantilla está instruida para cumplir las normativas más exigentes y ofrecer el mejor servicio posible al cliente.

Más

 

Fotos

Vídeos