Jerez quiere decir adiós a las «paragüeras» de la MotoGP

Varias personas con carteles se manifiestan durante el pleno del Ayuntamiento de Jerez./
Varias personas con carteles se manifiestan durante el pleno del Ayuntamiento de Jerez.

El ayuntamiento aprueba una propuesta de Ganemos para eliminar a las azafatas que hacen de "adorno" o reclamo sexista

CECILIA CUERDOsevilla

Las "paragüeras" o chicas del paddock en las motos tienen las horas contadas en el Circuito de Velocidad de Jerez de la Frontera (Cádiz). si la gestora del premio MotoGP acepta la reclamación del Ayuntamiento. El consistorio aprobó ayer, a instancias de Ganemos Jerez -el partido instrumental de Podemos- una propuesta con la que quieren eliminar las prácticas que "cosifican" a la mujer y la utilizan solamente como reclamo sexista para atraer público. De momento Dorna, la empresa promotora del Gran Premio de España, que se celebra justamente los días 5 al 7 de mayo, no se ha pronunciado al respecto.

Desde el ayuntamiento quieren dejar claro que no se trata de una medida en contra de las azafatas, todo lo contrario, sino que buscan dignificar ese trabajo. No es la primera vez que la polémica acerca de esas chicas exuberantes y escasas de ropa llega a los circuitos o los podios deportivos, y cobró fuerza a raíz de una imagen de un ciclista pellizcando el trasero de una de las azafatas que se dedicaban a agasajar al ganador de la prueba. Algunas competiciones ya lo tienen claro, especialmente en el mundo del pedal, y pruebas como el Tour Down Under de Australia o la Vuelta Ciclista a Palma ya han optado por eliminar a las chicas "florero" que se limitan a entregar los premios en el podio.

En esa línea se enmarca la propuesta de Ganemos Jerez, que salió ayer adelante con los votos de PSOE e IU, mientras que Ciudadanos y PP se abstuvieron. Los 'populares' justificaron su decisión en que la propuesta no había seguido el cauce pertinente al no pasar previamente por el Consejo Local de la Mujer (máximo órgano local de participación en materia de igualdad) pese a que la propuesta cuenta con el aval de hasta siete colectivos feministas. Mientras, la formación naranja se opone al fondo de la cuestión y dice mostrarse a favor de "las libertades individuales" y en contra de que las minorías "impongan" sus posiciones al resto. De hecho, los ediles llegaron incluso a apreciar "tics totalitarios que atentan contra la libertad de la mujer trabajadora" en la medida.

La propuesta, que fue avalada por numerosas mujeres en el pleno municipal portando pancartas a favor de la dignidad de la mujer, pretende poner fin a una "costumbre injusta y denigrante", que trata a la mujer como "un simple objeto con evidentes connotaciones sexuales". El pleno pretende por tanto sentar precedente ejemplar a nivel internacional aprovechando la repercusión del Gran Premio de España, haciendo hincapié en que dar a la mujer "un papel ornamental y, en algunas ocasiones, vejatorio" es "desde hace muchos años habitual en las competiciones deportivas en el mundo del motor", donde a las azafatas publicitarias se les otorga un valor "en función de lo que puedan aportar sexualmente al hombre".

La edil encargada de defender la iniciativa ha subrayado además que esas prácticas difunden una imagen "hipersexualizada" asociada a "un tipo de belleza" que genera consecuencias para la "salud emocional y afectiva".