La ministra admite que Murcia recibe el peor trato financiero y que será la primera en cobrar

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ayer durante su comparecencia en el Congreso./EP
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ayer durante su comparecencia en el Congreso. / EP

Montero anuncia en el Congreso que la Región recibirá a final de octubre los 234 millones de euros que le adeuda el Estado, junto con Valencia

EP y MANUEL BUITRAGOMurcia

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, anunció ayer que el pago de la financiación pendiente para la Región de Murcia y la Comunidad Valenciana, por la no actualización de las entregas a cuenta, podría tener lugar antes que para el resto de autonomías, probablemente a finales de octubre o principios de noviembre. La cantidad que Murcia tiene pendiente de recibir por este concepto es de 234 millones de euros.

Montero aseguró en el Pleno del Congreso que estas dos autonomías están más lejos de cumplir con el objetivo de déficit, a la vez que reconoció que tienen un «peor» trato del sistema de financiación autonómica, por lo que es posible que en su caso haya un «adelanto» de los fondos pendientes.

La ministra respondió a una pregunta sobre este problema de la diputada de Unidas Podemos Aina Vidal. Montero insistió en que el dinero pendiente de transferir equivale a 15 días de tesorería de las comunidades, en conjunto, y en que no tienen por qué aplicar ajustes por este motivo. Son unas cantidades que están incluidas en sus respectivos presupuestos autonómicos, expuso, por lo que pueden gastar, aunque tengan problemas para pagar la factura y empeore el periodo de pago a los proveedores.

La diputada Aina Vidal exigió al Gobierno una solución si no puede pagar estando en funciones y con el Presupuesto del Estado prorrogado. En concreto, planteó un crédito a través del FLA (Fondo de Liquidez Autonómica) sin intereses o la reforma exprés de la Ley de Gobierno para conceder al Ejecutivo en funciones la posibilidad de pagar este dinero. Una propuesta similar lanzó días el consejero murciano de Hacienda, Javier Celdrán.

El Congreso rechazó la proposición no de ley del PP, que finalmente fue transaccionada con Ciudadanos y Vox, para agilizar la entrega de los anticipos a cuenta a las comunidades autónomas, tras un debate cargado de reproches contra María Jesús Montero y contra el «oportunismo» del Grupo Popular.

Condonación de la deuda

El Ejecutivo murciano reaccionó a las palabras de la ministra y lamentó en un comunicado que el Gobierno central «no reforme el sistema de financiación autonómica a pesar de reconocer que es injusto y que maltrata especialmente a la Región». La Comunidad pidió, además, el pago inmediato de las entregas a cuenta pendiente, «así como una condonación de la deuda generada por el sistema de financiación aprobado en 2009 por el Ejecutivo de Rodríguez Zapatero»

El Gobierno regional ha solicitado préstamos a varias entidades financieras para garantizar el pago de las facturas de los proveedores en lo que resta de año, para cubrir el agujero presupuestario de 234 millones que el Estado le ha ocasionado a las arcas autonómicas, como avanzó 'La Verdad'.