La UMU investirá doctor 'honoris causa' al científico Francisco Martínez Mojica

También otorgará ese reconocimiento al informático británico Peter Kirstein, impulsor de internet en Europa

Fuensanta Carreres
FUENSANTA CARRERES

El Claustro de la Universidad de Murcia aprobó ayer cuatro propuestas de distinción de doctorado 'honoris causa' de varias facultades. Entre ellas, la planteada por el Departamento de Microbiología de la Universidad de Murcia para la investidura del microbiólogo alicantino Francisco Martínez Mojica, reconocido por haber realizado tempranas contribuciones que describían las secuencias repetidas CRISPR y su papel en los mecanismos de inmunidad de las células procariotas.

Martínez Mojica (Elche, 1963) obtuvo en 2016 el Premio Rey Jaime I a la Investigación Básica por sus contribuciones al desarrollo de la ciencia en España, y su nombre se menciona desde hace años entre los favoritos al Nobel.

Profesor titular del Departamento de Fisiología, Genética y Microbiología de la Universidad de Alicante, desarrolla una segunda línea de investigación basada en la utilización de bacteriófagos como alternativa a los antibióticos comunes. Ya es 'honoris causa' por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo y la Universidad Nacional de Quilmes (Argentina).

El Claustro de la Universidad de Murcia, que analizó también el informe de la Unidad para la Igualdad entre Mujeres y Hombres, acordó igualmente distinguir con el doctorado 'honoris causa' al economista e informático británico Peter Kirstein; al historiador y crítico de arte Alfonso Rodríguez Gutiérrez de Ceballos; y al sociolingüista Peter Trudgill.

Así, Kirstein, investigador alemán afincado en Reino Unido, que está considerado el «padre de internet» a nivel Europeo, es además un auténtico pionero en redes de ordenadores, mientras que el sociolingüísta británico Peter John Trudgill está reconocido a nivel mundial por sus investigaciones en comunidades europeas y su contribución decisiva para aportar una dimensión social a la lingüística.

Por su parte, el microbiólogo e investigador de la Universidad de Alicante Francisco Martínez Mójica está considerado un precursor a nivel mundial en el campo de los sistemas biomédicos denominados CRISPR, una línea de investigación que lleva varios años barajándose para ser reconocida por el Nobel de Medicina.

Por último, Alfonso Rodríguez, catedrático emérito de la Universidad Autónoma de Madrid, está considerado una de las grandes figuras de la historia del arte y cuenta con prestigio internacional por sus estudios de la Edad Moderna.