Educación afloja e incrementará la oferta inicial de mil plazas de maestro

Una profesora imparte una clase en inglés en un colegio de Murcia. /L. GUARDIOLA
Una profesora imparte una clase en inglés en un colegio de Murcia. / L. GUARDIOLA

Más de 300 puestos serían de la especialidad de Inglés, para cubrir las necesidades del programa bilingüe

Fuensanta Carreres
FUENSANTA CARRERES

El tira y afloja entre la Consejería de Educación y los sindicatos a cuenta de la oferta de plazas de maestro en las próximas oposiciones va mejorando las opciones de los aspirantes. El departamento que dirige Adela Martínez-Cachá se avino ayer a replantearse su oferta inicial de mil plazas e incrementarla en futuras negociaciones con los sindicatos de enseñanza, que ayer plantearon en la Mesa Sectorial la necesidad de llegar, como mínimo, hasta las 1.200. Los aspirantes a lograr un puesto fijo de maestro tendrán pues que esperar aún al menos unas semanas para conocer sus posibilidades y saber si su especialidad se convoca o no.

Educación no concretó los límites de su oferta, pero el mero hecho de que pospusiera el debate abre la vía para el incremento del cupo, ya que la Administración puede cerrar la convocatoria sin el apoyo de los sindicatos. De hecho, la directora general de Planificación Educativa y Recursos Humanos, Juana Mulero, admitió tras el encuentro que la Comunidad aún tiene margen para incrementar las plazas, pero quiere concretar al detalle, y por especialidades, las necesidades de los colegios de la Región. Así, emplazó a los sindicatos a que realicen una propuesta pormenorizada por especialidades para sentarse a debatirla en un próximo encuentro.

Los sindicatos insistieron en que son necesarias al menos 1.200 plazas de maestro para rebajar la tasa de interinidad hasta el 8%, que es el objetivo marcado por el Gobierno central. Según los cálculos de la Federación de Enseñanza de Comisiones Obreras (CC OO), la convocatoria de empleo público debe alcanzar los 1.400 puestos, mientras que ANPE ha realizado un estudio que apunta a que son precisas 1.252 plazas. Del total, según ese cálculo, al menos 340 se reservarían para la especialidad de Inglés, con demanda para atender las necesidades de los colegios que siguen planes de estudio bilingües. Educación coincidió en que la especialidad se llevará una cuota abultada de la convocatoria.

Las centrales insistieron, además, en que la oferta de plazas debe dar respuesta a las mejoras planteadas para este curso, como la rebaja de las ratios y la reducción de la jornada lectiva, que se incrementó dos horas durante la época de los recortes, y que Educación de momento no contempla, según les transmitió, por «el déficit de financiación que padece la Comunidad». En ese debate, los sindicatos reprocharon los conciertos de Bachillerato «cuando no hay dinero para otras cosas». UGT pidió la apertura del pacto de interinos.

La Mesa Sectorial de Educación abordó también otras cuestiones, como el acceso al cuerpo de Inspectores de Educación, los criterios generales para la determinación de plantillas y vacantes a concurso de traslados en centros docentes no universitarios y la orden por la que se convoca concurso de traslados para la provisión de plazas en cuerpos docentes no universitarios.

Penalización a la baja

Durante el encuentro se debatieron, además, medidas introducidas en el orden del día por los sindicatos, como la suspensión de la penalización económica de que son objeto los profesores que están de baja médica. Sin embargo, la Administración regional informó a los sindicatos de que debe ser la Mesa General quien acuerde esa cuestión. Los docentes que están de baja médica un mes pierden, según los cálculos de Comisiones Obreras, unos 500 euros de salario. Aunque la cuestión no quedó zanjada, sí se acordó que, cuando la penalización se elimine, se haga con carácter retroactivo a junio, que es cuando dejó de aplicarse la rebaja salarial a los funcionarios del Estado y en otras comunidades que se apresuraron a aplicarla también.

Sterm llevó también al encuentro la polémica por la celebración de pruebas externas de Inglés para el alumnado de primero de la ESO, que la Consejería de Educación ha contratado con una empresa privada. La Mesa Sectorial acordó la convocatoria de acceso al cuerpo de Inspectores, lo que, a juicio de la directora de Planificación Educativa, supondrá un adelanto cuando se saquen las plazas.

 

Fotos

Vídeos